Acusa Muñoz Ledo que desaseo en candidaturas pone en riesgo la mayoría de Morena en el Congreso

El diputado Porfirio Muñoz Ledo arremetió la dirigencia de Morena, que encabeza Mario Delgado, y advirtió que las imposiciones y procesos desaseados en la elección de candidatos ponen en riesgo que se mantenga la mayoría en la Cámara de Diputados.

“El proceso interno de morena para elección de sus candidatos puso al descubierto profundas lacras en su dirigencia formal. Despertó la indignación de las bases y pone en peligro su mayoría en el congreso. Urge una sanitización y sanciones drásticas a los responsables. No se puede edificar democracia mediante el despotismo y la corrupción”, sentenció a través de su cuenta de Twitter.

Después de que le fue negada la posibilidad de optar por la reelección, el legislador federal dio a conocer un documento emitido por militantes de Morena, donde acusan irregularidades en los procesos de selección de candidatos.

El texto señala que desde la convocatoria hasta la selección de las candidaturas el proceso de Morena fue violatorio de los derechos de los morenistas.

Ello, porque no se establecieron fechas, requisitos ni plazos para el registro ante la Comisión Nacional de Elecciones, aunado a que estatutariamente no existe procedimiento de registro para determinadas candidaturas.

“Las candidaturas, como si de monedas se tratase, fueron repartidas entre favorecedores políticos sin otorgarle la más ínfima importancia a las destacadas trayectorias de diversos actores políticos, cuya participación al seno del partido han redundado en beneficio, así como en la de la nación”, precisaron los inconformes.

Insistieron en que la dirigencia del partido optó por intereses particulares y mezquinos, dando cuenta de bajeza moral e intelectual, servilismo, parcialidad y comportamiento de camarilla.

“El quebranto del principio de independencia, en este caso, implica una lastimosa traición a la izquierda, a su gestación y a sus más altos valores. El partido se convierte en cobijo de viles títeres de grotescos haberes. La incipiente ruptura con la tecnocracia y el neoliberalismo pareciera que detiene la marcha y guiña con la conciliación”, acotaron.