Agota nueva normalidad a trabajadores

POR AIDA RAMÍREZ

 

La pandemia por Covid-19 que detonó el autoencierro para evitar contagios masivos, modificó la forma de trabajo de cientos de ramas laborales, que si bien en un principio para muchos significó estar más tiempo en su casa y con sus familiares, ahora con la nueva normalidad esto está cambiando.

 

Y es que consultoras internacionales señalan que el 81 por ciento de los empleados a nivel mundial se siente en riesgo de burnout o agotamiento frente a 63 por ciento que experimentó esta sensación en 2020.

 

Un estudio de la firma de capital humano ManpowerGroup, entre las principales razones que pueden propiciar ese agotamiento es la falta de una recompensa/reconocimiento suficiente por sus esfuerzos.

 

Ello, porque las organizaciones están adoptando nuevos modelos de trabajo, como contrataciones por proyectos, pero hasta ahora menos compañías evalúan las condiciones ofrecidas a sus trabajadores.

 

En este sentido, Alberto Alesi, director general de ManpowerGroup México, Caribe y Centroamérica, comenta que el bienestar de los empleados es la iniciativa relacionada con el personal que ofrecerá el segundo mayor rendimiento de la inversión en los próximos dos años, después de invertir en capacitación, y es cuando “se priorizará cada vez más la aptitud mental, ampliando exponencialmente la salud y la seguridad tradicionales”.

 

De acuerdo con datos de la firma de capital humano, tres de cada 10 trabajadores quieren más días de salud mental para evitar el agotamiento.

 

Se explicó que un síntoma regular que se detecta en el colaborador es desapego, frustración, irritabilidad laboral y reducción del compromiso con la empresa.

 

Otro elemento asociado con el Burnout es la pérdida de la independencia, capacidad de iniciativa, seguridad en sí mismo y moldearse a situaciones nuevas.

 

En el estudio ‘The Great Realization’, elaborado por ManpowerGroup, y en el cual se destacan las principales tendencias para Recursos Humanos en este año, los colaboradores relacionan la autonomía laboral con algunos puntos, que pueden servir de referencia para prevenir el agotamiento como es el tener capacidad para elegir el horario de inicio y finalización de su jornada, donde 45 por ciento de los entrevistados así lo refiere. 

 

Al menos 35 por ciento señala la necesidad de más días de vacaciones; tener opciones de trabajo totalmente flexibles; y un 33 por ciento señala querer participar de actividades con enfoque en bienestar para prevenir burnout (agotamiento laboral).

 

“Todos los trabajadores, desde la línea de producción hasta las personas que continúan con labores en forma remota en casa, quieren seguir con esquemas flexibles, desde diferentes ámbitos.

 

“Bajo este escenario, “los empleadores necesitan ser más explícitos sobre su responsabilidad y las acciones que toman para cuidar la salud mental y el bienestar – en general- de los colaboradores”, señala Alesi.

 

Es así como se espera que durante 2022 se priorice cada vez más la aptitud mental, ampliando exponencialmente la salud y la seguridad tradicionales.

 

Además de un creciente llamado a la acción sobre formas de prevenir el agotamiento, construir resiliencia y aumentar la salud mental.

 

En el mismo estudio de ManpowerGroup, se destaca que tras los dos años de pandemia, los trabajadores mexicanos ya han marcado el camino sobre las necesidades que necesitan priorizar en un empleo, entre ellas la flexibilidad, el cuidado de la salud mental y las postulaciones a puestos a distancia.

 

“Cada revolución trae oportunidades y nuevos desafíos. El contexto laboral de hoy vive una transformación que involucra desde la tecnología hasta la cultura de las empresas y con ello el rol que los trabajadores tienen” destacó el director General de ManpowerGroup México, Centroamérica y Caribe.

 

Priorizar la flexibilidad es lo más valorado en el mundo del trabajo. Tener la posibilidad de contar un horario que se amolde a los intereses personales para poder conseguir un mejor equilibrio entre la vida laboral y la familiar.

 

En ese sentido, 45 por ciento de los talentos encuestados aseguró que para ellos es importante poder elegir las horas de inicio y finalización de su jornada laboral, mientras que el 36 por ciento quiere poder tener más días de vacaciones.

 

“La pandemia permitió a los trabajadores desarrollar la capacidad de reflexionar sobre cómo gestionar el tiempo, sus actividades y su vida personal. Una reflexión que los impulsa a tomar acciones clave en la búsqueda de oportunidades, que se ajusten a priorizar el equilibrio personal y profesional”, apuntó Alberto Alesi. 

 

Los trabajadores se rehúsan a perder el benefició del home office, por lo que optar por esquemas de trabajo 3-2-2 (tres días de oficina, dos de trabajo a distancia y dos de descanso) es una realidad para 30 por ciento de los empleadores en México, y un 15 por ciento optan por un Home Office permanente.