Alerta en Zaporiyia: otra vez bajo fuego

EFE

Foto: Reuters

KIEV, UCRANIA.-Ucrania se libró por poco de un desastre durante los combates del fin de semana, que sacudieron la mayor central atómica de Europa con un aluvión de proyectiles, algunos de los cuales cayeron cerca de los reactores y dañaron un edificio de almacenamiento de residuos radiactivos, dijo el organismo de control nuclear de la ONU.

No estaba claro qué bando fue el responsable de al menos una decena de explosiones que hubo en la central nuclear ucraniana de Zaporiyia, que ha estado bajo control ruso desde poco después de que invadiera el país el 24 de febrero, pero que se encuentra al otro lado del río Dniéper de las zonas controladas por Kiev.

El bombardeo ocurrió mientras se libraban batallas más al este tras los movimientos de tropas de los alrededores de la recientemente reconquistada Jersón, más al sur del Dniéper.

Quienquiera que haya disparado contra la central ha corrido “enormes riesgos y ha jugado la vida de muchas personas”, dijo Rafael Grossi, director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

“Estamos hablando de metros, no de kilómetros”. “Tuvimos la suerte de que no se produjera un incidente nuclear potencialmente grave. La próxima vez, puede que no tengamos tanta suerte”, dijo Grossi en un comunicado, en el que describió la situación como un “aviso cercano”.

Los repetidos bombardeos de la central durante la guerra han aumentado la preocupación por un grave desastre en el país que sufrió el peor accidente nuclear del mundo, la fusión de Chernóbil en 1986.

Los niveles de radiación se mantuvieron normales y no hubo informes de víctimas, dijo el OIEA. Aunque no hubo un impacto directo en los sistemas de seguridad nuclear, “el bombardeo se acercó peligrosamente a ellos”, dijo Grossi.

ATAQUES CON MISILES

La respuesta de Rusia a sus contratiempos militares ha incluido un aluvión de ataques con misiles, muchos de ellos contra instalaciones eléctricas que han dejado a gran parte del país sin electricidad a medida que se acerca el invierno boreal y las temperaturas descienden por debajo del punto de congelación.

Grossi se dirigió a los líderes mundiales y reiteró la necesidad de crear una zona de protección y seguridad nuclear en torno a Zaporiyia, según el OIEA.

El jefe de la agencia estatal rusa de energía nuclear, Rosatom, dijo el lunes que discutió el bombardeo dominical con el OIEA e indicó que existe riesgo de un accidente nuclear.

Deja una respuesta