Alerta INAI sobre Catfishing; método de fraude para obtener datos personales

AIDA RAMÍREZ

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) alerta sobre los riesgos del Catfishing, práctica empleada para engañar, mediante una identidad digital falsa a personas usuarias de redes sociales o aplicaciones para tener citas, con la finalidad de obtener información personal, invadiendo la privacidad de las víctimas, y estafar o extorsionar causando, en muchos casos, daños económicos.

Señaló que para este tipo de fraude se utilizan fotografías de otra persona, para crear un perfil falso con el objetivo de ganarse la confianza de las víctimas y obtener datos personales, confesiones y fotografías íntimas, que después se utilizan para extorsionar y obtener dinero, a cambio de no publicarlas.

Otra estrategia es entablar una relación sentimental con las víctimas, para después fingir problemas que requieren atención urgente como cuentas médicas o deudas que lo ponen en riesgo; motivo por el cual se solicita a las víctimas transferencias de dinero electrónicas o los datos de tarjetas bancarias.

De acuerdo con el Laboratorio de investigación de ESET Latinoamérica, el fraude de las citas ocupa el octavo lugar en la lista de los tipos de delitos cibernéticos más reportados en los Estados Unidos y en 2021 las estafas románticas ocuparon el segundo lugar en cuanto a pérdidas, permitiendo a los estafadores recaudar más de 600 millones de dólares.

Observó que otra vertiente de este tipo de fraude aprovecha los más de mil millones de usuarios de la red social TikTok, que se ha convertido en escenario de lucrativas estafas en las que internautas anónimos se hacen pasar por famosos y recaudan miles de dólares en regalos y donaciones de los ‘fans’.

De ahí que, con el propósito de reducir los riesgos de ser víctima de Catfishing, el INAI recomienda cuando se utilicen las redes sociales, no aceptar peticiones de amistad de personas que no sean conocidas; no divulgar demasiada información personal en un perfil de citas, tampoco a alguien con quien solo se haya hablado por Internet, ya que los estafadores se aprovechan de datos como tu apellido o lugar de trabajo para manipularte o robarte la identidad.

Asimismo, pide que se accedan a sitios de citas fiables y mantener conversaciones a través de su servicio de mensajería, toda vez que los estafadores querrán cambiar rápidamente a los mensajes, redes sociales o al teléfono; “así, no constará que te han pedido dinero en el sitio de citas”; señala la necesidad de “hacerle preguntas a tu presunta cita y analiza las contradicciones que te hagan pensar que es un delincuente”.

 Pide que se sospeche del exceso de elogios; para ello, “pega el texto en un motor de búsqueda y comprueba si hay palabras que coinciden con las de sitios web que denuncian estafas románticas”; de igual manera, señala que no se debe tener una sensación de seguridad errónea porque sea uno quien haya iniciado el contacto, pues “los estafadores irrumpen en los sitios y aplicaciones de citas con perfiles falsos y esperan a que las víctimas acudan a ellos”.

Señala la necesidad de no enviar fotos comprometedoras a desconocidos en la red con las que podrían hacer chantaje en un futuro; interrumpir el contacto inmediatamente si se empieza a sospechar que el individuo es un estafador, “comunícalo al sitio web o a la aplicación de citas en la que conociste al estafador”; pide que no se envíe dinero o tarjetas regalo ni revelar detalles bancarios a alguien que se haya conocido en la red.

De igual forma, el INAI pide no hacer clic en enlaces o descargas de las biografías de los usuarios, tampoco en aquellos mensajes que se crea que no sean pertinentes en la conversación que estás teniendo; si uno decide reunirse con la supuesta cita en persona, hay que informar de ello a familiares y amigos de a dónde se va a ir y que de preferencia la cita sea en un espacio público, “no es recomendable viajar al extranjero para reunirte con alguien a quien no has visto nunca”.