Aliados y fortalecidos


La visita del Presidente de Argentina, Alberto Fernández, a México, marcó el inicio de una alianza entre ambos países, que determina un nuevo rumbo a la región Latinoamericana, con la formación del eje de izquierda Argentina-México.
Y para no dejar ninguna duda, en un comunicado conjunto al término de la visita del argentino, acordaron fortalecer las relaciones bilaterales entre ambos países con una agenda común.
En esta intención se incluye la economía post pandemia, la necesidad de acceder sin trabas a las vacunas contra la COVID-19 y la pretensión geopolítica de modificar el sentido de las misiones electorales que envía la Organización de Estados Americanos (OEA).
Fernández y López Obrador quedan en esta alianza fortalecidos hacia afuera y hacia adentro de sus naciones, en las cuales ambos han sufrido fuertes ataques de parte de la derecha local y transnacional, que ha visto afectados sus intereses económicos.
Ambos presidentes acordaron hacer un frente común para atender la crisis sanitaria y sus efectos socioeconómicos en la etapa post-pandemia, con la finalidad de mejorar las condiciones de las sociedades de ambos países y de la región en su conjunto.
Seguramente esta alianza no agradó a los sectores conservadores de todo el continente, por lo que no extraña una nueva embestida de parte de los sectores conservadores, con la pretensión de destruir la nueva política México-Argentina que será saludada por otras naciones de la región como Perú, Venezuela, Cuba y Nicaragua.
Ya veremos las consecuencias.
SUSURROS
La detención de Emma Coronel, la esposa del Chapo Guzmán, por parte del FBI en Estados Unidos, determina más que una detención de una presunta narcotraficante. Es en sí, el cambio de política de Washington ante México, tras la llegada al poder de Joe Biden.
Curiosamente entre las acusaciones contra la madre de las gemelas de Guzmán Loera, se encuentra la de ser cómplice en la fuga del narco sinaloense del penal del Altiplano en 2015, hechos ocurridos en México, fuera de la jurisdicción de Estados Unidos.
Otro hecho significativo fue la detención por parte del FBI y no de la DEA, lo que marca otra irregularidad, o si lo prefiere otra curiosidad.
Habrá que señalar que la verdadera pretensión de las autoridades de la Unión Americana no es Emma Coronel, ni la captura de los hijos del Chapo, sino el dinero que supuestamente el capo posee, calculado en 11 mil millones de dólares, nada.
Email: salvadormartinez@visionmx.com Twitter: @salvador_mtz
ooOoo