Alistan cierre de Basílica y sus inmediaciones ante llegada constante de feligreses

Prácticamente todo está listo para que el gobierno de la Ciudad de México inicie el cierre de las inmediaciones de la Basílica de Guadalupe, en la alcaldía Gustavo A. Madero, instalando el operativo “Peregrino quédate en casa”.

De esta forma, se espera evitar o disuadir la llegada de miles de personas al recinto religioso a partir de este miércoles.

Y es que, a pesar de los llamados del gobierno capitalino y de las autoridades eclesiásticas a los seguidores de la Virgen de Guadalupe, se ha observado que miles han llegado hasta el atrio a venerar a la morena del Tepeyac, luego de que se anunciara que estará cerrada la Basílica del 10 al 13 de diciembre.

Se aseguró que ya se han instalado los filtros de seguridad y se de orientación en las inmediaciones del lugar con el fin de evitar aglomeraciones en el marco del 489 aniversario de las apariciones de la Virgen.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) implementará un operativo de vialidad conforme transcurran los días, se cerrarán arterias principales para evitar el arribo de peregrinaciones.

Se han instalado filtros para aplicar gel antibacterial y sensores para la toma de temperatura a los fieles que desde ayer han ingresado a la Basílica, por lo que si se detecta a una persona con temperatura mayor a 37.3 grados se le invitará a que se retire y no podrá ingresar al recinto. También se instalaron carpas de atención prehospitalaria y dos especiales en los alrededores.

Así, el gobierno de la Ciudad de México junto con la alcaldía Gustavo A. Madero pone en marcha el operativo #PeregrinoQuédateEnCasa, para evitar las aglomeraciones en las inmediaciones de la Basílica de Guadalupe, y los contagios de Covid-19.

El operativo estará vigente hasta el próximo 15 de diciembre y contará con la participación de mil 200 servidores públicos que brindarán atención médica y de seguridad.