¡América sigue su viacrucis!

CAE CON PACHUCA; SUMA CUATRO DERROTAS EN FILA EN EL AZTECA

Presa de sus fallas y de la presión; los Tuzos son efectivos y lo aprovechan.- Goles de Ibáñez, Hurtado, Martín y Guzmán

Peor, imposible. Las Águilas del América no levantan y ahora perdieron 1-3 frente al Pachuca, para sumar una derrota más en el estadio Azteca, la cuarta en forma consecutiva en su casa, y dejan en una situación más que comprometida al técnico Santiago Solari y con futuro incierto.

El nuevo revés del América tiene muy molestos a los aficionados, que ven a su equipo hundido en la mediocridad y los abucheos con los cuales lo despidieron al medio campo y al final del encuentro, así como la exigencia de un cambio en la dirección técnica del equipo, dan fe de ello.

América no camina y Solari no le encuentra la cuadratura al círculo, porque le mueve a su equipo sin encontrar soluciones; además, las fallas propias y la presión acaban por liquidarlo.

Pero de ello no tiene la culpa Pachuca y tampoco se puede demeritar el buen partido que hizo, porque jugó con inteligencia, con dinámica a la ofensiva y supo capitalizar sus oportunidades y concretar sus ocasiones cuando se le presentaron, para sacar una victoria merecida y humillar a las Águilas.

BUEN DUELO

En un afán por hacer funcionar a su equipo, Solari jugó con dos atacantes como Henry Martín y Roger Martínez, con Diego Valdés y Chava Reyes como abastecedores, dejando a Richard Sánchez y Miguel Layún como escudos, y quizá ahí fue donde le falló, porque lo de Layún es actuar por las bandas, pero no como contención.

Pachuca por su lado, dejó un ataque con Nico Ibáñez en la punta, apoyado por Avilés Hurtado, Romario Ibarra y Víctor Guzmán, en tanto que Luis Chávez y Erick Sánchez cumplían su trabajo en la recuperación.

El duelo comenzó bien, Pachuca tuvo de inicio un par de insinuaciones, América respondió con un cabezazo de Henry Martín que se fue por un lado de la portería.

Minutos más tarde, Roger Martínez penetró por derecha, se quitó a un zaguero y tocó retrasado para Bruno Valdez, que disparó suave, colocado y Ustari mandó a tiro de esquina con una mano.

Paulatinamente América comenzó a tener mayor posesión del balón y a empujar el partido hacia terreno tuzo; aunque le costaba llegar con claridad y sus intentos eran con balones aéreos, en uno de los cuales Bruno Valdez ganó por alto, pero su remate se fue desviado.

CAZAN A LAS ÁGUILAS

Cuando América imponía condiciones y presionaba, vino un latigazo de los hidalguenses encabezado por Avilés Hurtado, que condujo desde terreno propio y a la entrada del área tocó para Nicolás Ibáñez, que controló y de zurda cruzó para vencer a Ochoa, a los 27 minutos.

América quedó tambaleante y Pachuca estuvo cerca de clavarle el segundo en otro veloz desdoble de Avilés, que abrió a la derecha para Guzmán, quien sacó tiro centro que se fue de largo sin que pudiera llegar Nico Ibáñez.

SEGUNDO EN LA FRENTE

Sobre los 37, Víctor Guzmán estuvo cerca de otro gol, cuando Guzmán entró por izquierda y tiró, pero en última instancia Ochoa desvió. Y luego un tiro de Erick Sánchez que Ochoa enfrió.

El segundo gol se olía y cayó a los 40, con un potente disparo de Avilés Hurtado, que dejó viendo visiones a Guillermo Ochoa.

OLES Y ABUCHEOS

Tras el segundo tanto, los aficionados, con evidente molestia, comenzaron a corear en las tribunas con ‘oles’ cada vez que los tuzos tocaban la pelota.