Analizan sanción a empresa de Cablebús luego de sismo

Luego de que usuarios de la recién inaugurada Línea 2 del Cablebús, quedaron varados en las alturas por casi una hora, como consecuencia del apagón que generó el sismo de la noche de este martes, el gobierno capitalino estudia la posibilidad de imponer multas a las empresas relacionas con las plantas de emergencia instaladas para este medio de transporte público.

La jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo indicó lo anterior, en videoconferencia de prensa, y explicó que cada estación del Cablebús cuenta con una planta de emergencia justo para los casos donde el suministro de energía eléctrica es interrumpido por alguna razón, pero la planta del bucle A de la Línea 2 tardó cerca de 40 minutos en funcionar.

“Se están revisando todos los protocolos porque todas (las estaciones del Cablebús) tienen que tener una planta de emergencia que opera con diésel, que tardó cerca de 40 minutos en entrar en operación. Estamos revistando qué pasó”, dijo.

Aunque no dio nombres, la empresa encargada de la planta es la italiana Leitnet, que ha fabricado los sistemas de Cablebús en la Ciudad de México y Mexicable en el Estado de México.

No obstante, aseguró que ya se investiga qué ocurrió “y en todo caso, la sanción a las empresas” involucradas, y dijo que se estudia la posibilidad de tener un sistema de redundancia para los casos en los que las plantas de emergencia presenten fallas.

Sheinbaum Pardo destacó que en el resto de las líneas y estaciones la planta de emergencia funcionó sin problema; por lo que no descartó que, cuando se concluya la investigación y se determine la responsabilidad, podría haber una sanción a la empresa responsable de la construcción de la L2.

No dejó de agradecer a la ciudadanía “su comportamiento” durante el tiempo que estuvieron colgando en las alturas.

“Pasaron un momento difícil quienes estuvieron en las cabinas y nuestro agradecimiento por haberse comportado de la manera en que lo hicieron”, dijo.