Arroja 37 muertos hundimiento del Moskva, según portal Meduza

RIGA, Letonia (EFE).- El hundimiento del crucero y buque insignia de la armada de Rusia en el Mar Negro, el Moskva, dejó 37 muertos, según el portal independiente ruso Meduza, que cita fuentes anónimas.
A bordo del buque, que según fuentes militares ucranianas se hundió tras el impacto de dos misiles Neptuno, viajaban unas 500 personas, de las cuales alrededor de un centenar resultaron heridas, mientras que se desconoce el número de desaparecidos.
Meduza, que fue declarado “agente extranjero” y bloqueado el pasado marzo por Moscú, pero sigue emitiendo desde Letonia, cita como fuente de esas informaciones a “una persona al mando” de la Armada del Mar Negro.
El hundimiento del Moskva se produjo la semana pasada y fue confirmado por el Ministerio de Defensa ruso, aunque hasta ahora no ha concretado en qué circunstancias se produjo su naufragio.
Horas antes, desde Kiev se había informado de varias explosiones en el buque, producidas por el impacto de los misiles ucranianos.
El barco trató de ser remolcado hacia un puerto seguro, mientras el mando ruso aseguraba que la tripulación había sido evacuada.
Finalmente se confirmó desde Moscú el hundimiento, atribuido a “circunstancias” derivadas de una tormenta.
Por su parte, el diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung (FAZ) asegura en su edición de este martes, con base en fuentes rusas a las que no identifica, que a bordo del Moskva había reclutas que prestaban su servicio militar, en contra de versiones oficiales del Kremlin.
Las fuentes también niegan que la tripulación del Moskva fuera rescatada en su totalidad.
“Es una mentira, una mentira vulgar y cínica”, escribió en la red social rusa VKontakte Dimitri Schkrebes, a propósito de la versión oficial del Kremlin.
Según el FAZ, el hijo mayor de Schkrebes, Jegor, fue reclutado a finales del año pasado en Yalta para que prestase su servicio militar a bordo del Moskwa, donde se desempeñaba como cocinero.
El diario alemán señala que algunos periodistas se han referido a un artículo en una publicación de la marina rusa de diciembre pasado en la que aparece una foto de Jegor Schkrebes, a quien se identifica como cocinero.
Dimitro Schkrebes asegura que su hijo está en una lista de desaparecidos pertenecientes a la tripulación del Moskwa.
A comienzos de marzo, tras una serie de informaciones sobre reclutas rusos que habrían sido apresados por las fuerzas ucranianas, Putin aseguró que ni reservistas ni reclutas tomaban parte en la “operación especial”, según el lenguaje oficial del Kremlin para referirse a la agresión a Ucrania.
Además, en 2017 había habido una declaración oficial según la cual los reclutas no eran destinados a buques de guerra.
En la misma red social se han encontrado mensajes de una mujer de San Petersburgo sobre otro recluta, Mark Tarasov, que habría prestado su servicio en el Moskva y que también se encuentra desaparecido.
Medios ucranianos, según el FAZ, han informado también de la muerte del alférez Ivan Wachrusew a bordo del Moskva, lo que les habría sido confirmado por su esposa, que asegura que hay 27 tripulantes desaparecidos.