Atenta la reforma electoral contra el federalismo y la democracia (IECM)

PATRICIA RAMÍREZ

La consejera del Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM), Carolina del Ángel, advirtió que la propuesta de reforma electoral que se discute en la Cámara de Diputados, atenta contra el federalismo y la democracia, y además abona a la destrucción de lo mucho que se ha construido en material electoral.
Al participar este martes en el primero de los foros de parlamento abierto para la reforma electoral, sentenció que la propuesta gubernamental establece que la Constitución contemple la facultad de libre determinación de las entidades federativas en materia de cantidad de integrantes de los municipios y las alcaldías, pero recordó que la propia Carta Magna, en su artículo 115, ya regula que los municipios tengan el número de sindicaturas y regidurías que las leyes locales determinen, atendiendo a la propia naturaleza del municipio libre, surgido de la lucha revolucionaria.
“Lo mismo ocurre con propuestas como la nacionalización de la función electoral, que no es otra cosa que centralización, sin considerar que en ella estaría perdiendo no sólo el federalismo, sino incluso la propia democracia como la concebimos hoy desde la propia Constitución, pues como hemos visto de manera histórica, nuestra democracia se ha construido y se sigue construyendo desde lo local”, acotó.
Además, ante los cuestionamientos de los diputados, subrayó que, si bien el gasto público debe ser eficiente, la austeridad no puede ser pretexto para atentar contra la autonomía de los organismos electorales y por ello el Instituto impugnó la reforma electoral que se hizo en la Ciudad de México, donde los especialistas y funcionarios electorales no fueron escuchados de ninguna manera.
Agregó que es muy lamentable que a nivel local no se haya hecho un parlamento abierto sobre el tema, como se ha hecho en la Cámara de Diputados, y acotó que con esa reforma desaparecieron áreas fundamentales, como la que atiende la violencia política en razón de género.
Al acudir a los foros de parlamento abierto sobre la reforma electoral en la Cámara de Diputados, incluso, la consejera acusó al diputado Benjamín Robles Montoya que sugerir que ella como consejera electoral está a las órdenes de otro poder es en sí mismo una expresión de un sistema patriarcal y violencia política de género.
En su exposición, señaló que el IECM ha tenido que frenar sus avances en materia de voto por internet y urnas electrónicas para replegarse a lo que hacen los organismos federales y ello debido a la reforma electoral, que concentró funciones en el Instituto Nacional Electoral (INE), lo cual ha demostrado que no funciona.
“Ojalá hubiera en la Ciudad de México un ejercicio como este para que fuéramos escuchados”, señaló al referirse a la reforma electoral que aprobó el Congreso de la CDMX.
Asimismo, acotó que si bien desaparecieron en el IECM cinco áreas especializadas las funciones no fueron eliminadas, por lo que el organismo electoral tendrá que redistribuir funciones y personal con mucho menos recursos públicos.
Finalmente, advirtió que esa reforma a su estructura vulnera su autonomía y además viola su proceso autoorganizativo y enfatizó que el Congreso de la Ciudad de México no sabe cómo funciona el IECM, pues los consejeros no hacen lo que quieren sino que se rigen por leyes y normas estrictas.