Avanza plan de ayuda de Biden de 1.9 billones 

WASHINGTON, EU.- El presidente Joe Biden obtuvo su primera victoria legislativa cuando la Cámara de Representantes aprobó el sábado un paquete de ayuda para el coronavirus de 1.9 billones de dólares, aunque los demócratas enfrentaron dificultades en sus esfuerzos de usar el proyecto de ley para aumentar el salario mínimo.
Los demócratas que controlan la cámara aprobaron la medida con una votación mayoritariamente alineada de 219 contra 212 y la enviaron al Senado, donde los demócratas planean una maniobra legislativa para permitirles la aprobación sin el apoyo de los republicanos.
El plan de rescate financiaría vacunas y suministros médicos y enviaría una nueva ronda de ayuda financiera de emergencia a los hogares, las pequeñas empresas y los gobiernos estatales y locales.
En breves declaraciones el sábado desde la Salón Roosevelt de la Casa Blanca, Biden dijo que llamó a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, para agradecerle su apoyo e instó al Senado a que aceptara el proyecto rápidamente.
“Espero que reciba una acción rápida. No tenemos tiempo que perder”, aseguró Biden, sin responder preguntas. “La gente de este país ha sufrido demasiado durante demasiado tiempo”.
Los demócratas dijeron que el paquete es necesario para combatir una pandemia que ha matado a más de 500.000 estadounidenses y ha dejado sin trabajo a millones.
“El pueblo estadounidense necesita saber que su gobierno está ahí para ellos”, dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, en el debate.
Los republicanos, que han respaldado ampliamente el gasto anterior de COVID-19, dijeron que gran parte del paquete actual no era necesario. Solo el 9% del total se destinaría directamente a combatir el virus, dijeron.
“Simplemente tira dinero sin rendición de cuentas”, dijo el líder republicano de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy.
La votación de la Cámara representó una primera prueba exitosa para los demócratas, que tienen una estrecha mayoría de 221-211 entre los representantes. Los progresistas y moderados en el partido que a menudo están en desacuerdo tienen batallas más duras por delante sobre las iniciativas de inmigración y cambio climático que Biden quiere impulsar.
Los demócratas pretenden lograr que el proyecto se convierta en ley antes de mediados de marzo, cuando vencen las prestaciones mejoradas por desempleo y algunos otros tipos de ayuda.
La acción ahora se traslada al Senado, donde la vicepresidenta demócrata, Kamala Harris, podría tener que emitir un voto de desempate en una Cámara donde los republicanos controlan 50 escaños y los demócratas y sus aliados controlan los otros 50. (Reuters)