Bacterias altamente resistentes a los antibióticos

El código genético es universal en todas las células, desde las bacterias hasta los humanos y las plantas, y ésta es una de las muestras más claras de que hay un sólo origen de la vida, expuso Gloria Soberón, del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM, al impartir la conferencia La larga y sinuosa historia de una bacteria llamada Pseudomonas.

La sesión formó parte del ciclo Los viernes de la evolución, coordinado por Antonio Lazcano Araujo y José Sarukhán, miembros de El Colegio Nacional, que se realizó de manera presencial y con transmisión en línea a través de las redes sociales de la institución. La bióloga molecular recordó que la taxonomía molecular permite estudiar le genealogía, es decir, la historia de los seres vivos y su árbol de la vida.

Que el código genético sea universal “ha permitido generar una ingeniería genética de modo que en una bacteria se puede expresar, transcribir y traducir, por ejemplo, una proteína de humanos como la insulina, que después puede ser utilizada para tratar una enfermedad”.

De acuerdo con la especialista, el código genético también permite observar cómo cambia la secuencia de una proteína en específico durante el tiempo. “Los genomas bacterianos son mosaicos-genéticos debido a la transferencia horizontal de genes. Dos aislados bacterianos se consideran de la misma especie si tienen características biológicas similares y comparten al menos el 70% de su DNA total”.

Explicó que también existe el término quimeras, que se refiere a las criaturas míticas formadas por parte de varios anima- les y se usa en biología para hablar de los organismos que tienen tejidos con distinta constitución genética. “Se pueden aplicar a las bacterias, ya que tienen partes de su genoma que heredaron de especies diversas que no son sus ancestros”.

A decir de la especialista, para estudiar la composición genética de las bacterias y su evolución se requiere de dos conceptos importantes: el genoma central, que se define como las secuencias genómicas que están presentes en todos los miembros de una especie bacteriana; y el genoma accesorio o adaptativo, que se refiere las secuencias de los genomas bacterianos que sólo están presentes en algunos de los individuos de una especie o, inclusive, en un sólo individuo, y que no se heredaron de un ancestro.

Sostuvo que, por ejemplo, las bacterias Azotobacter y Pseudomonas son muy distintas fenotípicamente, pero tienen genes muy parecidos. “La Azotobacter vinelandii es una bacteria que vive en el suelo, es móvil y peritica. Forma quistes resistentes a la desecación y es la célula con la más alta tasa de respiración reportada”. Por su parte, la Pseudo- monas aeroginosa son bacterias que pueden estar aisladas en distintos ambientes y son un patógeno oportunista humano; además, son altamente resistentes a los antibióticos.

“La mitad de los genes de Azotobacter vinelandii, incluyendo algunos que son importantes para su biología, tienen origen polifilético, es decir de un genoma accesorio. Los genes esenciales de Pseudomonas aeruginosa están altamente conservados en Azotobacter vinelandii, son 342 de 348”. Expuso que estos genes hablan de las funciones básicas que se requieren para la vida.

FRONTERAS. Inician los festejos CXCVIII (198 años) de la fundación de Cuautitlán, con eventos artísticos, culturales y deportivos, así lo dio a conocer el alcalde Aldo Ledesma Reyna. Al evento acudieron Juana Carrillo Luna, del partido MORENA, excandidata por el mismo municipio, quien re- conoció la labor del joven político cuatitlénse.

Ferfuentesmty@hotmail.com