¿Black Friday en tiendas? no, mejor por internet

CHICAGO, EU (Reuters).- Los cazadores de gangas se aventuraron en el frío para comprar regalos de Navidad en el “Black Friday” o viernes negro, pero descubrieron que muchas minoristas estadounidenses ofrecieron este año rebajas de precios menores cuando hay una escasa oferta de productos.
El temor al COVID y menos ofertas para quienes esperan en las puertas redujeron las multitudes que acuden a comprar el día después de la fiesta de Acción de Gracias en Estados Unidos y que da inicio a la temporada de compras de fin de año.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) calificó el mismo día de “variante preocupante” del coronavirus a la recién identificada ómicron, lo que alertó al mundo e hizo caer al mercado bursátil estadounidense.
Las tiendas en Black Friday mostraron la menor cantidad de productos en liquidación en cinco años o más, dijeron analistas de Cowen en una nota. Muchos compradores optaron por recoger la mercancía en lugar de aventurarse dentro de las tiendas.
Las ventas minoristas del Viernes Negro habían aumentado un 29,8% respecto de 2020 hasta las 15.00 hora local del este de Estados Unidos, según Mastercard SpendingPulse.
Los consumidores gastaron 6.600 millones de dólares hasta las 21.00 local del este del viernes, según el Índice de Economía Digital de Adobe, que esperaba un gasto total de entre 8.800 millones y 9.200 millones de dólares.
Walmart y Target superaron a otras minoristas en parte debido a sus servicios de compra en línea y de recogida en la tienda, dijo Cowen.
Target añadió más de 18.000 plazas de aparcamiento “drive-up”, duplicando las del año pasado.
Se espera que varios minoristas -incluidos Walmart, Target y Best Buy- registren menores márgenes de ganancias en el cuarto trimestre debido a la escasez de inventarios y a los mayores costos de las materias primas, los fletes y la mano de obra.
“Aunque la temporada navideña debería estar bien desde el punto de vista de las ventas -porque los minoristas están descontando menos- los márgenes no serán necesariamente más altos debido a la inflación”, dijo la analista de Forrester Research Sucharita Kodali.
Los consumidores estadounidenses llegan a la temporada navideña con mucho dinero en efectivo, gracias a la gran cantidad de ahorros que han conseguido por las múltiples rondas de ayuda del Gobierno para la pandemia y aumentos salariales de dos dígitos entre las empresas para contratar trabajadores.