Con trucos caseros, se determina si utensilios de barro contienen plomo

POR PATRICIA RAMÍREZ

 

El plomo es un metal pesado que genera daños importantes a la salud humana y más cuando ingresa al torrente sanguíneo a través de utensilios de cocina, sobre todo los elaborados artesanalmente con barro y esmaltados con materiales dañinos.

Para identificar si una pieza de barro contiene óxido de plomo las personas pueden utilizar métodos sencillos, con la adquisición de sustancias que se pueden comprar en farmacias y droguerías, como radizonato de sodio y vinagre.

Para detectar si los utensilios de barro tienen niveles de plomo hay pruebas sencillas, que se pueden hacer en casa, a través de métodos simples.

El primero consiste en mezclar una pizca de rodizonato de sodio, que se consigue en droguerías, con unas gotas de vinagre, mojar un hisopo con esta solución de color naranja y frotar la pieza. Si el hisopo permanece del mismo color significa que la pieza está libre de plomo, si, por el contrario, cambia a rojo indica que es tóxica.  

La mezcla de radizonato de sodio con vinagre debe mantenerse herméticamente cerrada y se debe almacenar en un lugar fresco y seco para posteriores usos.

Otro método consiste en medir 100 ml de agua en un vaso, agregar la misma cantidad de vinagre y mezclar. Vaciarla en la cazuela, taza o recipiente de barro y ponerlo a hervir durante 10 minutos. Dejar enfriar y vaciar en un recipiente transparente o vaso de precipitados. Agregar al agua con vinagre una pizca o la punta de una cuchara de cristales de yoduro de potasio. Si la mezcla es de color amarillo significa que tiene plomo. Si sale incolora está libre de este material tóxico.

Estas son algunas pruebas que se pueden hacer fácilmente en casa para identificar si las cazuelas, jarros u otros recipientes de barro que se tienen están libres de plomo y, por lo tanto, no pueden causar estragos en la salud.

Este metal afecta principalmente el sistema nervioso; en niñas y niños ocasiona déficit de atención, falta de concentración, incapacidad de socializar, lentitud, dificultad para hablar, convulsiones, pérdida de coordinación, hiperactividad, somnolencia e irritabilidad, problemas de audición y de equilibrio, entre otros.

Para evitar esta intoxicación algunas empresas desarrollaron un sello visible en las piezas que puede encontrarse en la parte inferior o lateral de la pieza y que puede identificarse porque cuenta con la leyenda Barro Aprobado. Otra opción es adquirir piezas de barro bruñido, las cuales naturalmente están libres de plomo y reciben ese nombre por el proceso que se sigue para pulirla o darle brillo, el cual se obtiene frotando la pieza con un bruñidor hecho con un trozo de mineral.

Sin embargo, es importante salvaguarda la tradición alfarera con nuevas técnicas y con compras conscientes que beneficien no sólo a los creadores y sus familias, sino a los consumidores, expresa Daniel Estrada, director de Pure Earth México.