Continúa en Rusia el juicio vs baloncestista

EFE

El tribunal de la ciudad de Khimki, en la afueras de Moscú, reanudó la vista del juicio contra la baloncestista estadounidense Brittney Griner por posesión y contrabando de drogas.
Al comienzo de la vista, en la que será interrogada Griner, un representante de la embajada de EU se sintió mal y se desvaneció cuando trataba de abandonar la sala, informó la agencia RIA Nóvosti.
La baloncestista, de 31 años, doble campeona mundial y olímpica con su país, fue detenida en febrero pasado en el aeropuerto de Sheremétievo de Moscú tras hallar los funcionarios de aduanas entre sus pertinencias aceite de cannabis, sustancia prohibida en Rusia.

Griner, que se declaró culpable de los delitos que se le imputan, explicó la presencia de aceite de cannabis en su equipaje con la premura con que empacó sus maletas para viajar a Rusia y aseguró que nunca tuvo la intención de delinquir.

El contrabando de drogas en Rusia se castiga con 10 años de prisión. Según el código procesal ruso, el reconocimiento de culpabilidad no supone término del juicio.

Tanto el presidente de EU, Joe Biden, como la vicepresidenta Kamala Harris han hablado por teléfono con la esposa de Griner, Cherelle, para garantizarle que están trabajando para liberar a su mujer lo antes posible, así como a otros estadounidenses encarcelados “injustamente”. Moscú ha declarado su disposición a trabajar con Washington sobre un canje de presos entre ambos países, que podría incluir a Griner, pero recomendó a EU abstenerse de todo intento de presión. Según medios estadounidenses, el exrepresentante de EU ante la ONU Bill Richardson planea visitar Rusia en las próximas semanas para intentar conseguir la libertad de Griner y de Paul Whelan, un exmarine que cumple una pena 16 años.

De acuerdo con alguna versiones de prensa, Rusia y Estados Unidos negocian el canje de la jugadora por el comerciante de armas ruso Víktor But, conocido como el “mercader de la muerte” y que cumple condena en una prisión estadounidense.

But cumple 25 años de cárcel por, entre otros delitos, conspirar para matar a ciudadanos estadounidenses y vender armas a la antigua organización guerrillera de las FARC colombianas.

Uno de los abogados de But, Steve Zissou, ha declarado que confía en que durante la posible estancia de Richardson en Moscú “le darán a entender claramente que cualquier canje de ciudadanos debe incluir a Víktor But”.