Critican retirada de Moscú de la zona norte de Ucrania

EFE

Foto: Reuters

Moscú, Rusia.- La retirada de las tropas rusas del norte de Ucrania no ha sido bien recibida por el partido de la guerra, que incluye tanto a líderes regionales como a militares retirados, blogueros y propagandistas del Kremlin, todos muy críticos con la marcha de la campaña militar.

Al igual que ocurriera en abril pasado con el repliegue de las afueras de Kiev, el Ministerio de Defensa ruso argumentó que decidió retirar sus fuerzas de varias localidades de la región de Járkov con el fin de reagruparlas y reforzar sus posiciones en el Donbás.

Las explicaciones cayeron en saco roto. Primero, porque la retirada coincide con la exitosa contraofensiva del Ejército ucraniano en el sur y norte del país, apoyada por los sistemas de misiles occidentales.

Y segundo, porque el Ejército ruso no ha logrado apenas ninguna victoria en el campo de batalla desde que tomara Lisichansk y se hiciera con el control de la región de Lugansk a principios de julio.

LÍDERES REGIONALES

El líder regional más crítico con el repliegue ha sido precisamente el más leal, el chechén Ramzán Kadírov.

“No soy un estratega como en el Ministerio de Defensa. Pero se cometieron errores. Creo que ellos sacarán conclusiones”, dijo en su canal de Telegram.

Añadió que “si hoy o mañana no se introducen cambios en la estrategia de la operación militar especial”, tendrá que “contactar con los dirigentes del ministerio y del país para aclarar la situación”.

Kadírov, cuyas unidades conocidas como “Kadírovtsi” participaron en la toma del puerto de Mariúpol, en la región de Donetsk, se ofreció a enviar 10.000 hombres para recuperar el terreno perdido en Ucrania.

El líder crimeo, Serguéi Axiónov, el gran beneficiado de la anexión de la península ucraniana de Crimea, tampoco se mordió la lengua.

“Gracias a Dios que el Ministerio de Defensa comenzó, por fin, a lanzar ataques contra la infraestructura (ucraniana). Esperemos que, de una vez por todas, todo esto tenga un carácter más firme”, comentó a la prensa después de que los misiles rusos comenzaran a martillear Járkov.

HALCONES Y BLOGUEROS

El retirado oficial ruso Ígor Guirkin, que lideró bajo el alias de “Strelkov” la sublevación armada prorrusa en el Donbás en 2014, utilizó el canal de Telegram para denunciar lo que llamó “gran derrota” del Ejército ruso en el flanco noreste.

“El enemigo ya ha ganado la batalla por la iniciativa. Ahora se trata de no permitir al Ejército ucraniano que rodee y destruya gran cantidad de nuestras fuerzas”, dijo Guirkin, que incluso hizo un paralelismo con la derrota en la Guerra rusojaponesa de 1905, uno de los detonantes de la posterior caída del imperio zarista.

También colgó un vídeo del secretario general del partido del Kremlin, Andréi Turchak, en la ciudad de Kupiansk, uno de los bastiones estratégicos cedidos por el Ejército ruso en Járkov, donde promovía la campaña “Rusia aquí para siempre”.