Decisión de diputados da certidumbre a empresarios, a la economía nacional y genera confianza: CCE y Concamin

POR AIDA RAMÍREZ

El sector empresaria del país, incluidos los industriales,  reconocieron la responsabilidad que mostraron los legisladores federales al votar en contra de la reforma constitucional en el sector eléctrico, pero al mismo tiempo, aseguró, se da certidumbre al empresariado, a la economía nacional y genera un ambiente de confianza.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) reconoció la responsabilidad que mostraron las y los legisladores federales en el debate sobre la reforma eléctrica.

“En un proceso democrático, y dentro de los canales institucionales que establece el marco jurídico, las y los legisladores decidieron con su voto”, señaló.

Asimismo, el CCE dijo sostener su compromiso de contribuir con todos los actores interesados para que México tenga energía suficiente, barata y limpia para combatir el cambio climático y lograr que la economía crezca.

El sector empresarial subraya que seguirá actuando con pleno respeto a la ley, en apoyo al desarrollo incluyente y sustentable que requiere el país.

La cúpula empresarial no dejó de señalar que incluye entre sus afiliados al sector industrial, que representa el 60 por ciento del consumo eléctrico del país, así como el comercial, el agropecuario, turístico y financiero, y a diversas empresas que han desarrollado e invertido en proyectos de generación eléctrica.

Por ello, subraya su interés en trabajar para impulsar condiciones que incentiven la inversión, la innovación y la competencia en la economía, priorizando siempre a las familias mexicanas.

“Un país abierto y moderno como el nuestro requiere de un marco legal claro, transparente y confiable, así como de la aplicación de criterios técnicos en la operación del sector energético”, afirmó el organismo que encabeza Francisco Díaz Cervantes.

El CCE reiteró la necesidad de asegurar que existan canales de comunicación y cooperación entre el gobierno, las empresas y las organizaciones de la sociedad civil “-especialmente agrupaciones de jóvenes-, en beneficio del desarrollo económico y la sustentabilidad ambiental de nuestro país”.

De su parte, la Confederación Nacional de Industriales (Concamin), aseveró que con la decisión soberana de la Cámara de Diputados, se “da certidumbre al empresariado, a la economía nacional y genera un ambiente de confianza”.

Resaltó el valioso proceso legislativo en el que las y los diputados con su decisión, manifestaron su voluntad de trabajar en forma conjunta para fortalecer el sector eléctrico y a México.

“Los empresarios mexicanos y sus trabajadores estamos comprometidos a tener un país más competitivo y sustentable, incentivando el uso de energías limpias y a menores costos. Seguiremos buscando en unidad las mejores opciones para convertir a nuestro México en un país con mayores oportunidades, trabajando de la mano con todos los actores”, indicó el organismo.