Doble mérito

HACÍA DOS AÑOS QUE CAMPOS NO VESTÍA DE LUCES

Confía que triunfo en Agüitas le traiga oportunidades

El diestro queretano Brandon Campos se convirtió en uno de los triunfadores del reciente fin de semana en la actividad de provincia. Cortó merecida oreja y ganó el trofeo en disputa en el festejo celebrado en el Cortijo Vista Alegre en Aguascalientes.

Enfrentó un burel de San Lucas, que salía suelto de las suertes y al que había que meter en el engaño. No fue una empresa fácil la que afrontó el queretano, pues el toro volteaba contrario y en ocasiones salía tan suelto que llegaba al otro lado del ruedo. Pero aún así, Brandon logró dominarlo y pegarle muletazos de gran valía.

Doble mérito del queretano porque hacía dos años que no vestía de luces. ‘Fue mi reaparición luego de largos 24 meses de no ponerme el traje de torear’, reconoce Campos.

En ese tiempo ha tenido oportunidad de visitar el campo bravo, sin embargo no con la frecuencia que le gustaría. ‘Pude hacer doce tentaderos en ese tiempo es decir un promedio de uno cada dos meses’, señala el torero que se llevó el trofeo en disputa luego de la deliberación del jurado en el escenario hidrocálido.


SIN AMARGURAS

Brandon Campos vive sin amarguras. Con gran tranquilidad, señala: ‘El mismo domingo al término del festejo viajamos a Querétaro, porque hay que atender muchos pendientes. En lo personal tengo escuela’.

‘Me gustaría mucho que este triunfo me abra las puertas de muchos otros escenarios. Sería genial’, comenta al tiempo que agrega: ‘Ahora que si hay que volver a esperar mucho tiempo para vestir de nuevo de luces no importa, porque este festejo fue un auténtico tanque de oxígeno que renueva la ilusión’.

‘Hace mucho tiempo escuché a alguien decir que hay frutos que con el paso del tiempo se pudren o se curten. Creo que este tiempo en la banca te ayuda a madurar como torero y a valorar cada instante. Te curtes’, apunta.

 

TRAMPOLÍN

Campos participó en el certamen México Busca un Torero y aunque su participación sólo se circunscribió a la primera etapa, dice con sinceridad: ‘Agradezco que me hayan permitido participar, porque fue un trampolín para verme anunciado en el Cortijo Vista Alegre’.

Por lo pronto, estudia por las mañanas, pero antes de ir a la universidad entrena muy fuerte de madrugada. Preparación que continúa por la tarde hasta que se esconde el sol. ‘Las oportunidades hay que aprovecharlas, aunque no haya campo, torear de salón es fundamental. Me ayudó mucho el fin de semana’.

Deja una respuesta