Ebrard desmiente a AMLO: cuatro años y EU no financia programas para Centroamérica

México pasó de ser un país amigo de los migrantes, donde, según Andrés Manuel López Obrador, se les daría hasta empleo, a un enemigo.

Y todo por quedar bien con Estados Unidos.

Primero con Donald Trump y, ahora, con Joe Biden.

El demócrata también prometió puertas abiertas y un cambio en la política migratoria, pero, tal como el morenista, modificó el discurso y hoy el trato es hostil.

Basta recordar la revelación, en realidad confirmación, que hizo Trump la semana pasada, de que dobló fácilmente a Marcelo Ebrard Casaubon, cuando viajó a Washington en 2019 a recibir órdenes de cómo reforzar las fronteras norte y sur para evitar el paso de migrantes a cambio de no incrementar los aranceles a productos mexicanos.

Y ahí están 28 mil elementos de la Guardia Nacional.

Y Trump presumía.

López Obrador y su equipo cambiaron el discurso.

El tabasqueño advirtió, entonces y ahora, a los migrantes que no pueden transitar por territorio nacional de manera ilegal y que se atenderán las causas.

Desde que ganó la elección en julio de 2018 hasta los había invitado a venir, porque aquí encontrarían apoyo y empleo.

Olga Sánchez Cordero, el florero en la Secretaría de Gobernación, celebraba el falso aplauso de Trump porque la 4T resolvió el tema migración en cinco días, pero cuando su protector cambió también dijo quenadie podría cruzar México sin papeles.

Y Trump presumía un muro -prometió construir uno para que los migrantes mexicanos, en su mayoría asesinos y violadores, decía- hasta más bonito y más barato.

– Stronger, bigger, better and cheaper (más fuerte, más grande, mejor y más barato), decía.

Y así es.

Gratis.

Ylo volvió a decir la semana pasada.

La historia de mentiras no termina ahí.

López Obrador ha dicho que los programas Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro fueron aceptados por el gobierno de Biden para contener la migración, la salida de miles de centroamericanos en busca de sustento e ingresos para sobrevivir.

Ayer, Ebrard Casaubon lo desmintió.

El Carnal pidió a Estados Unidos más inversión en América Central para crear empleos y contener la migración.

Y todo porque se avecina un incremento de personas que saldrá en busca de asilo y del sueño americano, al concluir el llamado Título 42 , que ordena la expulsión inmediata de los migrantes con el argumento de la epidemia de Covid-19.

¡Ah!, y advirtió que nadie cruzará México rumbo a Estados Unidos como si se tratara de la sala de su casa.

– Hagamos una inversión importante en Centroamérica. Lo llevamos diciendo desde hace cuatro años y no se ha hecho hasta ahorita, dijo el canciller con rol de vicepresidente en una conferencia en la embajada de México en Washington.

México ha destinado cien millones de dólares en programas sociales en Centroamérica, como la réplica de Sembrando Vida.

El objetivo es implementarlo en Honduras, El Salvador y Guatemala.

Y así se terminará el sexenio de López Obrador, con un proyecto que sólo recibe el sí, pero no el cuándo.

La Agencia Mexicana de Cooperación y Desarrollo (Amexcid), que depende de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), donde cobra Ebrard -y muy bien- levanta los censos y pone en marcha los progamas a medias.

Los apoyos tardan en entregarse hasta seis meses.

Seguro dirán que por la pandemia.

¿Y quién dirige la Amexcid?

¡Bingo!

La prima de Mario Delgado Carrillo, líder de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Laura Elena Carrillo Cubillas.

Sólo es coincidencia, no sea mal pensado.

 

Acoso y amenazas en Cruz Azul

Los socios cooperativistas de La Cruz Azul aseguran que lo sucedido en la planta de Hidalgo es consecuencia de la permanente campaña de acoso y amenazas de la directiva encabezada por José Antonio Marín y Víctor Velázquez que ha derivado en secuestros de socios, órdenes de aprehensión por encargo, cancelación de sueldos, prestaciones y hasta anulación de pensiones y servicio médico de jubilados.

En el caso de Tula este es el cuarto intento por realizar una toma violenta que en esta ocasión provocó pérdida de vidas humanas, incluida la del hijo de uno de los socios.

Por si fuese poco, hay que agregar la afectación a la economía de miles de familias que dependen de la actividad de la planta es una tragedia ya que el detener las operaciones se afecta gravemente su forma de subsistencia. Y dicen que fue un auto atentado.

 

Vámonos:

Nuevamente López Obrador respalda a Gertz.

Dice que no intervendrá en la FGR hasta que suceda algo grave.

Le parece poco todo lo que ha hecho.

 

amontoya@ova.com.mx          @alber