Embarazadas

Embarazadas con vacuna anticovid tienen menos riesgos de gravedad, según estudios

20, enero 2023

RITA MAGAÑA

Foto: Cuartoscuro

Las mujeres vacunadas contra Covid-19 tienen protección adecuada contra síntomas y complicaciones graves y presentan riesgo muy bajo de ingreso a cuidados intensivos.

Así lo refieren los resultados del estudio Intercovid 2022, publicado en la revista científica internacional The Lancet, en el que participaron especialistas del Instituto Nacional de Perinatología (INPer) de la Secretaría de Salud.

La investigación Resultados del embarazo y efectividad de la vacuna durante el período de ómicron como la variante de interés, Intercovid-2022: un estudio observacional multinacional, fue realizado en 41 hospitales de 18 países, colaboraron las investigadoras María José Rodríguez-Sibaja y Brenda Frías Madrid del INPer.

Además, estuvo coordinado por la red global liderada por el Instituto de Salud Materna y Perinatal (Oxford Maternal and Perinatal Health Institute, OMPHI) de la Universidad de Oxford.

La publicación precisa que la prevención de síntomas y complicaciones graves de COVID-19 requieren que las mujeres cuenten con esquema de vacunación completo y una dosis de refuerzo.

Entre el 27 de noviembre de 2021 y el 30 de junio de 2022, las y los investigadores dieron seguimiento a mil 545 mujeres embarazadas diagnosticadas con ómicron y tres mil 073 gestantes sanas como controles, para evaluar el impacto del contagio en los resultados maternos y neonatales, así como la efectividad de la vacuna en esa variante.

Ómicron se asoció con más hospitalizaciones y complicaciones graves en el embarazo, especialmente en mujeres sintomáticas y no vacunadas. En particular, el riesgo de preeclampsia aumentó en quienes desarrollaron síntomas graves, y la posibilidad de complicaciones aumentó en las que tenían sobrepeso u obesidad con síntomas severos por Covid-19.

En el estudio, las vacunas de RNAm (como Pfizer y Moderna) fueron más eficaces para prevenir síntomas y complicaciones graves de COVID-19, y las de vectores virales (AstraZeneca, Sputnik, Janssen-Cilag y Johnson & Johnson) y un refuerzo también proporcionaron protección adecuada; ambas, durante al menos 10 meses después de la última dosis.

“En el INPer evaluamos mujeres embarazadas y sus bebés obteniendo información detallada sobre los resultados de la variante ómicron y la vacunación en el embarazo.

“Como centro de referencia nacional realizamos un esfuerzo para que los resultados de la población mexicana fueran incluidos en este análisis internacional, buscando aportar evidencia de alta calidad para las mujeres, sus familias y el personal médico”, detalla la especialista en Medicina Materno Fetal del INPer, María José Rodríguez-Sibaja.

El profesor de Medicina Perinatal en la Universidad de Oxford, José Villar, quien codirigió el estudio Intercovid 2022, afirma: “Hemos proporcionado información sólida basada en evidencia sobre el mayor riesgo que confiere la variante ómicron de COVID-19 durante el embarazo para complicaciones maternas graves entre mujeres sintomáticas y no vacunadas”.

Subraya que los resultados de esta investigación indican de manera clara la necesidad de un ciclo de vacunación completo durante el embarazo, de preferencia con un refuerzo, para brindar protección durante al menos 10 meses después de la última dosis.

“Los servicios prenatales de todo el mundo deben esforzarse por incluir la vacunación contra COVID-19 en la atención de rutina a mujeres embarazadas”, puntualiza.

Al respecto, el profesor de Medicina Fetal de la Universidad de Oxford, Aris Papageorghiou, quien también codirigió intercovid 2022, precisa que debido a que es imposible predecir quién desarrollará síntomas graves o complicaciones, se requiere vacunación completa universal.

“Desafortunadamente, la cobertura total de vacunación entre las mujeres embarazadas sigue siendo inadecuada, incluso en los países desarrollados”, menciona.

El proyecto Intercovid original fue apoyado por el Fondo de Respuesta a la Investigación Covid-19 de la Universidad de Oxford; el estudio de la variante ómicron se realizó sin apoyo financiero adicional.

Deja una respuesta