Encabezan tres estados de diferentes gobiernos estadísticas de desaparecidos

POR PATRICIA RAMÍREZ

Tres entidades del país, Jalisco, Tamaulipas y Estado de México, tienen el mayor número de registro de personas desaparecidas y no localizadas en el país, y al mismo tiempo han sido omisas e insensibles a este tema, que ha convertido al rastreo en el nuevo motivo de lucha de madres y abuelas, aseguraron integrantes del un posicionamiento sectorial de mujeres del Partido del Trabajo en la Ciudad de México.
Diputadas federales y concejales explicaron que del 10 de mayo del 2021 al 10 de mayo de este año, Jalisco tiene 216 personas no localizadas, Tamaulipas 103 y el Estado de México, 91, de acuerdo con cifras del Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas, de la Comisión Nacional de Búsqueda.
Las tres entidades están gobernadas por partidos políticos y un mal balance en la gestión de temas vinculados a la protección de las mujeres, mientras que en la Ciudad de México la cifra es de 41 mujeres desaparecidas.
La concejal en Miguel Hidalgo, Betty Hernández, integrante de la coordinadora del sectorial en CDMX, establece que una de las nuevas causas sociales de las mujeres es la búsqueda de hijos, hijas y familiares en fosas clandestinas, tema enquistado desde sexenios pasados, cuando las instituciones violentaron comunidades y se inició la “guerra” contra el crimen organizado.
Agregó que la poca voluntad para la búsqueda de personas en aquellos sexenios ha acumulado casos y da como resultado falta de certeza sobre una cifra exacta de desaparecidas y desaparecidos. “Por ello, hoy las mujeres son rastreadoras, defensoras y activistas, integradas en más de 70 colectivos, para encontrar a los suyos en todo el país”, señaló.
El documento suscrito por la la diputada federal y coordinadora política nacional del PT en CDMX, Magda Núñez, con la participación en los trabajos de la coordinadora regional, Alma Juárez Altamirano, expresa la sororidad y empatía con todas aquellas activistas, madres y abuelas de desaparecidas y desaparecidos, que por su lucha son ya parte del movimiento a favor de los derechos humanoshiumanos.
En memoria de Rosario Ibarra de Piedra, quien dejó un ejemplo de madre incansable, y que fuera primera figura del Partido del Trabajo, el sectorial de Mujeres reforzará su trabajo y coadyuvará en la búsqueda de la justicia social, cultural, económica, y que haya esfuerzos constatables en cada gobierno sobre la búsqueda y la ayuda a madres de desaparecidos y desaparecidas.
En la CDMX, se indica, con su densidad poblacional, los casos en la Comisión de Búsqueda de la Secretaría de Gobernación, son menores a diversas entidades, con 41 en un año, y se tiene que mantener atención en el tema, y solidaridad con el resto de los estados del país.