Envía Sheinbaum al Congreso iniciativa de Ley de Publicidad Exterior; prohíbe anuncios en azoteas

POR PATRICIA RAMÍREZ

El secretario de Gobierno de Ciudad de México, Martí Batres Guadarrama y el titular de la secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, Rafael Gregorio Gómez Cruz, entregaron al Congreso local la iniciativa de Ley de Publicidad Exterior, enviada por la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo.
El documento entregado al presidente de la mesa directiva, Héctor Díaz Polanco, establece que quedarán prohibidos todos los anuncios publicitarios instalados en techos y azoteas de viviendas, por el riesgo que representan para sus habitantes y su contribución a la contaminación visual.
Batres Guadarrama explicó que se dará un plazo de un año, improrrogable, para que los anuncios que actualmente se encuentran en azoteas sean retirados.
“El tema fundamental, la prioridad, es la protección y seguridad de los habitantes de la Ciudad de México, en ese marco se inscribe la presentación de esta iniciativa. Esta iniciativa de Ley de Publicidad Exterior responde fundamentalmente a exigencias ciudadanas de mayor seguridad y protección civil, y por otro lado responde al planteamiento lógico de que los diversos edificios y construcciones están hechos para soportar el peso de los mismos, pero no para que se les agregue un peso adicional en las azoteas”, expresó.
Asimismo, detalló que también se prohibirán anuncios luminosos en bajopuentes y que el gobierno capitalino será el encargado de dar los permisos para colocar anuncios en vías principales y las alcaldías en las secundarias.
Agregó que se busca que se privilegiará la publicidad no invasiva y se tomaron en cuenta las opiniones de los empresarios del sector y anticipó también que se hará un padrón y registro de publicistas y la secretaría de Finanzas establecerá las tarifas para la colocación de espectaculares y otras publicidades en mobiliario urbano, calles y avenidas, con la consigna de que de evitar la saturación del espacio público.
La proliferación de estos anuncios, en desorden y sin contención ninguna, sobre todo en algunas zonas de la ciudad, constituye sin duda un permanente peligro para nuestras familias, advirtió Díaz Polanco.
“El ordenamiento de la publicidad exterior, por decirlo, casi en este caso literalmente, permitirá construir un nuevo horizonte en la Ciudad de México, es decir, un nuevo paisaje”, expresó.
El titular de Seduvi indicó que esta iniciativa ha considerado todos los planteamientos de las empresas del ramo, con quienes se ha reunido en múltiples ocasiones, por lo que este proyecto está consensuado con éstas.
“Busca, sobre todo, mejorar la imagen urbana de la ciudad. Hay consenso en toda la ciudadanía que esta abundancia de anuncios espectaculares en las azoteas, en vez de aportar publicidad y generar un ambiente agradable en la imagen de la ciudad, genera contaminación visual, y las estructuras en las azoteas, es el principal problema”, aseguró Gómez Cruz.
La iniciativa también detalla que tampoco se permitirá la instalación de nuevos anuncios autosoportados o unipolares, mientras que las modalidades de publicidad irán siendo sustituidas paulatinamente por modalidades seguras; que no contribuyan a la contaminación visual y fortalezcan el acceso al derecho del espacio público y a un entorno urbano amable;
Se privilegiará publicidad menos invasiva, como: MUPI’S (mobiliarios urbanos con publicidad integrada); publicidad instalada en bajo puentes; en vallas; publicidad digital o electrónica en muros ciegos de planta baja;
Las verificaciones administrativas y la imposición de medidas cautelares y de seguridad estarán a cargo del Invea y se contempla la figura de permiso administrativo temporal revocable (PATR), a cargo de la secretaría de Administración Finanzas para autorizar la colocación de publicidad en espacios y bienes públicos e imponer el pago de contraprestaciones. En la concesión de permisos y licencias, tendrán preferencia las personas físicas o morales que se han venido conduciendo con apego a la legalidad.
En la Ciudad de México, la actual administración heredó la existencia de más de mil 200 anuncios de azotea (prohibidos desde 2010), 350 de los cuales se consideraron de alto riesgo.
Asimismo, existen cerca de 900 anuncios espectaculares autosoportados, la mayoría de los cuales se encuentran sin completar el proceso de regularización iniciado en las pasadas administraciones.
Desde 2019 se han retirado cerca de 100 anuncios de azotea por el Invea y Seduvi y algunos de manera voluntaria por las empresas. Asimismo, se han realizado cerca de 50 operativos de sanción y retiro de anuncios ilegales como son: plásticos envolventes, pantallas adheridas a edificios o muros y otras modalidades.