¿Espontáneo o sembrado?; Morena acepta a Félix Salgado y miente a las mujeres

¿Neta se les coló el espontáneo de la mañanera?

Difícil de creer.

Entrar a Palacio Nacional no es fácil.

Acudir a la mañanera, menos.

Y a raíz de la epidemia de Covid-19 cambió la logística y para estar en el Salón Tesorería se requiere haberse registrado, además de acreditado.

Entonces la aparición de quien dijo ser José Luis, de 31 años y originario de Durango, donde estuvo preso por posesión de droga, que le sembraron, y que hizo para pedir ayuda, dijo, llama al sospechosismo.

Es sencillo: si se trata de una violación al sistema de seguridad de Palacio, donde todos los días se lleva a cabo la conferencia matutina, y se gobierna desde ahí, y donde, principalmente, vive el presidente de México, entonces ¡todos tienen que irse!

Imagine que el sujeto hubiese ido armado, hubiese planeado un ataque contra Andrés Manuel, en vivo, en transmisión nacional e internacional por las repetidoras y por el acceso que hay vía internet.

México sería noticia en todo el mundo.

¡Ah!, pero si se trata de un montaje -ya ve cómo es uno de incrédulo- para desviar la atención de las mentadas de madre que un grupo de mujeres y hombres lanzaron el domingo en contra de López Obrador en el vuelo que lo trajo de Guadalajara, Jalisco, a la CDMX, entonces estamos ante una mente maquiavélica y hasta ridícula que subestima la inteligencia de los mexicanos.

Si se pretende enviar un mensaje del presidente generoso, tolerante, abierto, receptivo y, sobre todo, al alcance de todos los mexicanos, entonces es más grave.

-Son los gafes del oficio, dijo en su conferencia ayer, a manera de justificación luego de las ofensas que lanzó ese grupo de pasajeros, cual adolescentes o jóvenes traviesos.

También ese es un asunto de seguridad.

Lo sucedido, sin que signifique justificarlo, es reflejo de la polarización que ha provocado López Obrador, y que se ha agudizado desde Palacio Nacional.

Y no es la primera ocasión. Ya ha habido varios incidentes en los eventos presidenciales sin consecuencias graves, hasta ahora.

Para ingresar al Salón Tesorería hay al menos cuatro accesos posibles.

-Por donde ingresa el presidente desde su despacho. Lo usa todos los días. Camina del despacho, pasa por la escalinata de los murales de Diego Rivera y, de ahí, gira a la derecha para llegar por la puerta lateral.

Para entrar por esta puerta también puede caminar por los arcos del lado oriente y llegar a la puerta lateral que usa todos los días.

Pero no es tan fácil.

Ahí hay guardia militar justo antes de ingresar al salón. Incluso una escolta que da la bienvenida al presidente.

Existe otra puerta en el ala sur por donde llegan los funcionarios invitados para que, cuando el presidente ingresa, ya estén listos. Esta puerta se ubica casi detrás del estrado. También tiene guardia militar.

-Una puerta de metal que está en la parte sur y lleva meses sin abrirse y tiene cadenas.

-La entrada por la calle Moneda.

Por ahí entran los reporteros.

Pero hay que estar registrado en una lista o relación.

Se les escanea su acreditación y pasan por un filtro militar y de la Secretaría de Hacienda.

Por un arco detector de metales.

Superado éste, una filtro militar de sanidad.

Toma de temperatura y colocación de desinfectante.

Otros puntos de vigilancia impiden caminar hacia la zona de jardines

En dirección a la puerta del salón Tesorería hay que esperar al menos una hora y el ingreso es con base en una lista, acreditación y otra guardia-control militar

Ya dentro, para sentarse, hay que respetar un letrero en las sillas que dice “televisión”, “radio”, “periódico”, “multimedios” y ahí hay otra revisión.

José Luis debió burlar cualquiera de esos puntos.

Y no entró por atención ciudadana, ya que Leticia Ramírez lo negó ayer mismo, además de que también hay vigilancia civil y militar.

Los jardines no conectan directo al Salón Tesorería, sino hay que pasar por todas las puertas con Guardia Militar.

Es imposible que alguien camine por ahí sin ser detectado.

Como haya sido, el tema es la seguridad del presidente de México, de su familia.

Ese discurso de Andrés Manuel de que el que nada debe nada teme suena más populista que el de la estampita salvadora de Covid y el “Detente enemigo, que el corazón de Jesús está conmigo´”.

 

¿Para qué hacerle tanto al cuento?

La salud de Hugo López-Gatell Ramírez, zar anti Covid del gobierno federal, es importante, por supuesto, pero no más que la de cualquier mexicano, cualquier ciudadano.

¿Para qué tanta mentira de los subalternos, como si se tratara de un secreto de Estado?

Que si estaba hospitalizado, que en su casa, que ya bien, que ya mal, que no puede oxigenar, que sí, que tratamiento intravenoso.

Que les quede claro: es un funcionario y, como tal, debe conocerse su salud. Nadie quiere detalles personales, íntimos.

 

Participa Félix

En Movimiento Regeneración Nacional (Morena) mienten, juegan con los mexicanos, principalmente las mujeres.

Habrá nueva encuesta -esas que nadie conoce, pero que López Obrador ha impuesto- para designar candidato o candidata a Guerrero, pero participará otra vez ¡Félix Salgado Macedonio!

Pablo Amílcar Sandoval, misteriosamente, se bajó de madrugada y su adversario le agradeció en twitter.

Es acusado de abuso sexual por al menos cinco mujeres. El juez dirá si es culpable.

Si lo envían de nuevo, lo pagarán en las urnas.

Desafían a las mujeres y se burlan de ellas.

No tienen… vergüenza.

 

Sonora, primer lugar en empleos

Algo está haciendo bien Claudia Pavlovich Arellano en Sonora.

El estado que gobierna es primer lugar en recuperación de empleos, según las cifras oficiales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Y así continúa en franco camino para su recuperación económica.

En el último trimestre de 2020 según el IMCO, Sonora fue el estado que menos afectaciones tuvo en su economía.

Sólo en febrero se dieron de alta ante el Seguro Social más de 27 mil nuevos empleos.

Eso es reflejo de la confianza en los programas y en las políticas públicas aplicadas por Pavlovich Arellano en coordinación con el sector privado.

 

Vámonos: En Tlalnepantla, Estado de México, falta el agua diariamente. En la zona centro, en colonias como Los Reyes Ixtacala y Viveros ya es un problema de salud.

Y el alcalde Raciel Pérez, de Morena, más preocupado por reelegirse.

 

albermontmex@yahoo.es      @albermontmex