Evita policía estatal asalto a la cementera Cruz Azul en Tepotzotlán

ABRAHAM PUEBLA

Durante la madrugada se detectó un nuevo intento de tomar la planta de Hidalgo de la cementera Cruz Azul en la Ciudad de México. La policía estatal actuó al primer llamado, quienes controlaron la llegada de un presunto grupo de choque quienes se organizaban para ser trasladados en 17 autobuses y 25 taxis, los cuales detuvieron e hicieron regresar desde la caseta de Tepotzotlán, Estado de México.

En punto de las 02:00 horas el sepulcral silencio desapareció cuando los cohetes y el silbato de la planta cementera de la Cruz Azul alertó a los trabajadores, cooperativistas y toda la comunidad sobre un posible asalto.

El movimiento principal se dio a conocer en redes sociales donde descubrieron el intento por entrar a la cementera; ante los avisos y movimientos que tenían a su alrededor, actuaron con el protocolo de seguridad ya establecido.

Bloqueando las carreteras y calles que rodean a la planta cementera con plataformas de tráilers y revolvedoras de cemento, los cooperativistas se organizaron a tal modo que lograron impedir el acceso de los autobuses y taxis provenientes del Edomex.

Alfredo Valdés Rodríguez, integrante del Consejo de Vigilancia, mencionó que a la medianoche fueron informados que en la caseta de Tepotzotlán se organizaba el grupo de choque, quienes estaban abordando 17 autobuses y 25 taxis.

“Eso nos alertó, tuvimos que permanecer aquí, organizándonos a forma de protegernos”, mencionó.

Comentó que fueron siguiendo su paso por el Monumento a Hidalgo, sobre la autopista México- Querétaro, en el momento cuando tomaron la salida de Tepeji hacia la cementera, se habló con las autoridades correspondientes pidiendo el apoyo de la policía estatal. En minutos cientos de trabajadores de la cooperativa y otras empresas filiales, sus familias y vecinos llegaron a apoyar.

En esta ocasión la policía estatal respondió rápidamente y los detuvo a la altura de la entrada al Campo de Golf Amanalli, donde hicieron regresar las unidades que transportaban al presunto grupo de choque.

Alfredo Valdés comentó que seguirían con la vigilancia hasta las 7 de la mañana. Dijo que están listos para defender en cualquier momento, como lo hicieron también el domingo 25 de julio, cuando se les informó que venían a tomar la planta, “pero hoy estuvieron más cerca estas personas”.

Agradeció al gobernador Omar Fayad Menses y al presidente municipal Manuel Hernández Badillo, quienes atendieron el llamado para evitar una nueva tragedia, así como a todos los que hacen presencia para defender la planta.

Recordó que ya van a cumplirse dos años del primer intento de los disidentes de intentar tomar la planta cementera.

El primer intento por entrar a la cementera fue el 19 de agosto del 2021, luego el 15 de diciembre del 2021 y el último 27 de abril del 2022, donde perdieron la vida ocho personas y por lo menos once resultaron lesionadas tras enfrentamiento.

Los cooperativistas de La Cruz Azul y el grupo que administra la planta informaron que tras la intervención de la policía del estado, aparte de corporaciones municipales y federales, el presunto ataque fue contenido antes de llegar a la planta, lo cual, consideraron, evitó “un nuevo baño de sangre”.

Deja una respuesta