Falta transparencia en el uso de recursos provenientes de parquímetros

  • Coinciden especialistas y vecinos

POR PATRICIA RAMÍREZ

A 30 años de la puesta en marcha en México del sistema de parquímetros, especialistas y vecinos coinciden en que, sin bien han permitido avanzar en el ordenamiento del estacionamiento en las calles de la Ciudad de México, hay poca transparencia sobre el uso de los recursos millonarios que generan cada año.

De acuerdo con el sistema ecoParq, organismo adscrito a la secretaría de Movilidad de la CDMX, actualmente existen 30 mil cajones habilitados y mil 760 parquímetros en funciones en 13 zonas de parquímetros ubicadas en 4 alcaldías de la ciudad: Cuauhtémoc, Benito Juárez, Miguel Hidalgo y Álvaro Obregón.

Estos están distribuidos en las zonas denominadas polígono Anzures, polígono Lomas, polígono Polanco, polígono Roma-Hipódromo, polígono Florida y polígono Nochebuena.

Asimismo, los polígonos de Ciudad de los Deportes, polígono Crédito Constructor, polígono Extremadura Insurgentes, polígono Nápoles, polígono Ampliación Nápoles, polígono San José Insurgentes y polígono Insurgentes Mixcoac.  

El principal objetivo de los parquímetros es el ordenamiento del espacio urbano mediante el control de demanda de estacionamiento, a través del cobro por el uso del espacio público.

De acuerdo con la ley, de los recursos públicos que se recaudan en la Ciudad de México 30 por ciento se destinan a los espacios públicos al interior de los mismos polígonos y el restante 70 por ciento es retenido por el concesionario de los parquímetros para la operación del sistema. Asimismo, los recursos por la multa cobradas a los automovilistas quedan en manos del gobierno capitalino.

Actualmente el costos de este servicio de estacionamiento es de 2.80 pesos por cada 15 minutos, que se pueden pagar en efectivos, tarjetas de prepago y aplicaciones.

Los parquímetros en la Ciudad de México se implementaron como medida recaudatoria y para ordenar el espacio público en 1992 y las primeras colonias en las que se colocaron fueron la Juárez y la Cuauhtémoc. 

Por lo que se refiere a la ocupación de los recursos obtenidos por los parquímetros, Ramón Ibarra Ibáñez, presidente del Comité Técnico de Parquímetros en la colonia Cuauhtémoc, aseveró que se da prioridad a los proyectos que beneficien a la mayoría de los residentes de la demarcación.

Agregó, que a la fecha 41 por ciento de los recursos se ha destinado a obras, 16.43 a iluminación, 3.85 a estudios y proyectos, 2.92 a comunicación, 2.48 a auditoría y contabilidad; 4.83 a servicios a la comunidad, 10 por ciento a seguridad, y 18.94 a administración.

Maricel García Álvarez, integrante de las Comisiones de Participación Comunitaria del Polígono Polanco, se refirió a que los proyectos ejecutados en la zona han sido elegidos mediante la participación vecinal, sin embargo, hace falta que las alcaldías den mantenimiento a las obras.

Guillermo Javier Felipe Ávila Reséndiz, director ejecutivo de Regulación de Sistemas de Movilidad Urbana Sustentable de la Semovi, recordó que el origen de este sistema fue contribuir a resolver los principales problemas urbanos de hacinamiento que hay en la ciudad.

Gerardo Goitia Sotelo, ejecutivo de la empresa Servicios Metropolitanos, explicó que actualmente manejan un total de 4 mil 443 cajones de estacionamiento en el polígono de la colonia Juárez y Cuauhtémoc, y detalló que los recursos recaudados por el programa se distribuyen en 44 por ciento para la operadora, un 22.5 por ciento para el gobierno de la Ciudad, 17 por ciento para Servimet, y 16 por ciento para las colonias.

Al respecto, la diputada local Gabriela Salido Magos consideró que si bien es cierto hay datos públicos de los ingresos por parquímetros en el portal de datos abiertos y en la página de la secretaría de Movilidad, la máxima publicidad y transparencia abonan a hacerlo del conocimiento en cada polígono con cada vecino, es decir que en toda la ciudad, y cada comité tenga hoy un referente de la afectación o no, tratándose del tiempo que estuvimos prácticamente confinados en nuestros hogares y que pudieron haber tenido una disminución, en algunos casos respecto de los ingresos.

La congresista señaló que, durante 2021, fueron impuestas 330 mil infracciones relacionadas con faltas cometidas relacionadas con el uso de estacionamiento en vía pública, peor falta información sobre su destino final.