¡Fracaso!

CAE PUMAS ANTE AMÉRICA Y ESTÁ ELIMINADO

Solitario gol de Henry Martín sentencia el marcador y a los universitarios

Los Pumas de la UNAM rubricaron con una pésima actuación ante el América, un mal torneo que los dejó fuera de la zona de reclasificación y por ende quedaron eliminador del Guardianes 2021 al caer 1-0 ante el cuadro de Coapa.

El equipo que dirige Andrés Lillini estaba obligado a ganar si quería seguir con vida en el certamen, sin embargo, anoche en la cancha de Ciudad Universitaria se cansaron de fallar una y otra vez.

El conjunto de Coapa llegó a este partido con el segundo lugar general asegurado, nadie lo quitaría de ese puesto, pero con el triunfo alcanzó la cantidad de 38 puntos en el Torneo Guard1anes 2021; mientras que el conjunto de Pumas se quedó con 18 y ha quedado eliminado, sin siquiera clasificar a la ronda de los doce en el futbol mexicano.

Es evidente que el equipo que feneció en el presente certamen es otro completamente distinto al del certamen anterior en el que quedaron subcampeones.

 

DESMANTELADO

Debido a la crisis sanitaria por coronavirus, el cuadro de la máxima casa de estudios se vio en la necesidad de desmantelarse para conseguir dinero. Sin embargo, los directivos no pudieron encontrar el justo medio entre reforzar las finanzas sin dañar los cimientos del equipo que les llevó a acariciar el título del certamen anterior.

El partido, que se saldó con la solitaria anotación de Henry Martín, quien atraviesa por serios problemas familiares, podría resumirse de la siguiente manera: Con los Pumas, un equipo que quiso, pero no pudo; y un América, que pudo pero no quiso.

América espera rival en los Cuartos de Final del certamen, no obstante el miércoles jugarán el partido de Vuelta de los Cuartos de Final de la Liga de Campeones de la Concacaf ante el Portland Timbers en el Estadio Azteca.

 

EL PARTIDO

El cuadro de los Pumas sabía que era un duelo de ganar o morir. Salieron con gran disposición al terreno de juego, pero no les alcanzó el futbol para imponerse al América que hizo mucho, con poco. Y es que a fuerza de ser sinceros, el cuadro de Coapa se la llevó con cierta tranquilidad a lo largo de la noche en Ciudad Universitaria porque las fallas en la delantera felina fueron evidentes.

En la primera jugada de peligro que generó el cuadro de la máxima casa de estudios, Juan Pablo Vigón no pudo concretar una oportunidad que tuvo justo frente a frente con el portero del cuadro visitante, el tapatío Guillermo Ochoa. El capitán auriazul no logró empujar un centro en el área chica y dejó escapar el anhelado gol que les habría cambiado completamente el panorama.

 

DINENNO FALLA

Quien a lo largo del certamen tuvo la pólvora mojada fue Juan Dinenno, el referente del ataque felino paradójicamente se perdió otra clara oportunidad de de peligro a favor de conjunto azul y oro. El ariete del cuadro que comanda Andrés Lillini remató de cabeza un centro de Sebastián Saucedo, pero el argentino no anduvo fino y pese a estar solo en el área y cundo parecía que enviaría el balón al fondo de las redes dejó ir la opción de gol ante los gritos de Santiago Solari la mala marca de la zaga americanista que dio muchas facilidades en esta jugada.

Entre Jorge Sánchez y Bruno Valdez, se encargaron de brindar todas las facilidades posibles a los Pumas para ganar el juego; sin embargo, la mala puntería de los jugadores auriazules fue evidente y no aprovecharon los espacios al ataque.

Antes de la conclusión del primer tiempo hubo una aproximación más por parte del conjunto de la máxima casa de estudios.


FOGONAZO

El cuadro de los Pumas de la UNAM se dejaron sentir nuevamente cuando Juan Pablo Vigón jaló del gatillo en duro fogonazo, que pasó a un costado de la portería defendida por el jalisicense Guillermo Ochoa, quien aprovechó la oportunidad y tras ese disparo que no cuajó, le gritó duro a sus defensas para que no se descuidaran.

El primer tiempo no tuvo goles.

Para la segunda parte de este partido que centró la atención de propios y extraños, pero que se disputó a puerta cerrada, fueron los Pumas de la UNAM los que de nueva cuenta estuvieron cerca de abrir el marcador, pero Juan Ignacio Dinenno volvió a perderse otra jugada clara de gol. Todo ocurrió después de centro de Gabriel Torres, el ariete quedó solo e intentó un recorte en el área que se quedó en los pies de Jordan Silva. El argentino no daba crédito a la barrida del zaguero y se lamentó en el césped. Al mismo tiempo, incrédulo observaba desde la banca el entrenador argentino del cuadro de El Pedregal, Andrés Lillini, quien no pudo creer que esa jugada no concluyera en gol. Por si no fuera poco y los pecados al ataque no terminaran, ahora fue Torres quien no pudo definir en el área chica un centro en el que solo tenía que empujar el balón. El panameño le pegó mal y el esférico le quedó rodando a Guillermo Ochoa.

 

A LA HORA

Cuando el reloj marcó la hora de juego, América tuvo apenas su primera incursión de peligro al área de los Pumas. Todo comenzó cuando Alfredo Talavera dejó un rebote en el área, mismo que le quedó a Richard Sánchez, elemento americanistas que apenas había entrado al juego, pero el mediocampista intentó un recorte en lugar de pegarle de primera y dejó ir la oportunidad de gol. Sin embargo, quedó de manifiesto que América, en cuanto se decidiera, podría sentenciar el partido.

El cuadro del América se defendía con gran prestancia. Esperó a Pumas en zona baja para jugar al contragolpe. Incluso, le anularon un gol a Nicolás Benedetti por un fuera de lugar previo de Henry Martín. Las Águilas, aún sin buscarlo a fondo, tenían el gol, aunque no subió al marcador.

 

CLAVE

Aparte de los errores de Pumas, Guillermo Ochoa fue clave para dejar fuera de la reclasificación al odiado rival, y es que el arquero azulcrema desvió un disparo que lucía imposible por parte de Vigón. El portero visitante se estiró lo más que pudo para mandar el balón a tiro de esquina.

 

SU MAJESTAD

Fue en la recta final del partido, que todo se terminó para el cuadro de los Pumas y es que llegó la anotación de Henry Martín. La anotación fue construida entre jugadores que ingresaron de relevo, Alan Medina desbordó por la banda derecha para asistir con una diagonal al delantero yucateco, que venció a Alfredo Talavera para sentenciar el cotejo.

Con el reloj agonizando, Pumas se fue con todo al frente, pero fue víctima de sus propios errores.

Cuando el árbitro sonó el silbato para dar por concluido el encuentro, las caras largas de los jugadores de la UNAM eran evidentes. Concluyeron el torneo, como lo iniciaron.

Ahora tendrán oportunidad de tomarse unas vacaciones y rearmarse, porque lo menos que se puede esperar de un equipo considerado ‘grande’ es clasificar ‘aunque fuera de panzazo’ a la siguiente fase.

Deja una respuesta