Hay que saber decir que no: Tom Hanks

Mañana estrena su filme Elvis

Indistintamente, aceptó trabajar, y hasta que maduró se dio cuenta que estaba perjudicando sus deseos artísticos

Los Ángeles, California.- “Elvis”, la película sobre el rey del “rock and roll” dirigida por Baz Luhrmann , es en realidad el relato de su ambicioso y agresivo representante, Tom Parker, que lo acompañó toda su vida y que está encarnado en el nuevo filme por un irreconocible Tom Hanks.

“Yo también tuve un agente que decía que no sabía nada y me obligaba a hacer lo que él quería”, recuerda el actor en una entrevista con Efe por el estreno, este viernes, del esperado filme biográfico.

Si en algo se centra el guión de esta ambiciosa película, dirigida por el artífice de títulos como “Moulin Rouge” (2001) y “The Great Gatsby” (2013), es en la complicada relación que mantuvo el artista con el empresario que descubrió su talento y gestionó, entre aciertos y errores, su astronómica carrera.

Algo que Hanks (California, 1956), con un trayecto que abarca más de cuatro décadas, comprende a la perfección.

“Tardé mucho en seguir mi instinto y saber decir que no. Al principio, siempre que alguien me ofrecía trabajo decía que sí a todo. Me estaban pidiendo que trabajara ¿qué iba a decir?”, rememora.

“Hasta que me hice mayor y me di cuenta de que me estaba perjudicando a mí mismo y mis deseos artísticos. Aprender a decir que no fue una de las lecciones más difíciles de mi vida”, añade.

A raíz de ese cambio llegaron varios de los papeles -“Forrest Gump”, “Philadelphia” o ” Saving Private Ryan”- que convirtieron a Hanks en uno de los rostros más queridos de la gran pantalla.

“Y eso no significa que siempre tengas éxito. He hecho muchas películas malas, pero mientras hagas una decente cada tres o cuatro, te va bien en este juego”, explica.

ELVIS PRESLEY, UN HOMBRE QUE NUNCA DIJO NO

Su próximo intento “en el juego”, como define el actor, es el esperado largometraje que cuenta los altibajos, los aciertos y los fracasos de Elvis Presley, icono del “sueño americano” y estrella global de la música que, durante toda su carrera, contó con un hombre de confianza que podía llevarse hasta el 50 % de sus ganancias.

Porque ante todo, la cinta biográfica de Presley (encarnado por Austin Butler) es la historia de una estrella que nunca aprendió a decir no: (LEE COMPLETA LA ENTREVISTA EN NUESTRO SITIO WEB)