‘He tenido éxito’

DEJA MÉXICO HUELLA EN EL ESPAÑOL

Deja México huella en el español

ACAPULCO, Guerrero.- Después de coronarse por cuarta ocasión en el Abierto Mexicano de Tenis, el español Rafael Nadal igualó la marca de su compatriota David Ferrer y con el austríaco Thomas Muster.

El ganador de 21 torneos Grand Slam confiesa que el torneo que se celebra en nuestro país ha dejado huella en su trayectoria profesional: ‘En mi carrera hay varios torneos que han dejado huella, pero México siempre me ha recibido de manera fantástica; confío en que la gente tenga un buen recuerdo de mí cuando no pueda volver y se acabe este sueño porque Acapulco tendrá un buen lugar en mi recuerdo’.

Reconoce que conforme el tiempo pasa se valora más cada victoria: ‘Son muchos años de carrera, entonces era algo nuevo; ahora se valora más que a los 18 años’.

LÍQUIDO

Sobre el desgaste físico al que se ha sometido en el torneo acapulqueño en el que hay un alto nivel de humedad, apunta: ‘No perdí un set en todo el torneo. Los primeros días fueron partidos más o menos rápidos y desde el partido de cuartos de final con Tommy Paul fueron partidos más largos. Para mí, que soy un jugador que pierde mucho líquido es un poco complicado jugar en estas condiciones de humedad, pero he respondido bien’.

El español ocupa un lugar importante en el cariño de la afición mexicana, algo que no pasa inadvertido para él: ‘Siempre me llevo recuerdos fantásticos por el cariño de la gente. He conseguido unos resultados muy buenos casi siempre que he estado aquí. Confío en que sea un lugar que la gente tenga un buen recuerdo de mí cuando no pueda volver’, reitera.

El máximo ganador de torneos ‘Grandes’ se dice afortunado porque pudo hacer de su pasatiempo de niño su modo de vida: ‘Lo primero es valorar la suerte que tenemos los tenistas profesionales. He conseguido hacer de mi hobbie’ de niño, mi trabajo; aunque nunca lo he considerado trabajo. Hay gente que lo pasa mal como para que a los que nos sonríe la vida, no lo valoremos’.

SERÍA DESAGRADECIDO

Aunque no lo menciona por su nombre, toca el tema del ruso Alexander Zverev, quien en un arranque de ira pegó con su raqueta en la silla del juez: ‘He tenido mucho éxito y creo que sería muy desagradecido si tuviera una actitud negativa o rompiera raquetas. Hay mucha gente que realmente la está pasando mal y no me parece que a gente que la vida le sonríe en todos los sentidos no valore la suerte que tiene’.

‘Es una premisa que siempre l a h e tenido presente y supongo que recibí la educación desde pequeño y son valores que se quedan por el resto de tu vida.

He creído en ellos y en mi vida he tenido autocontrol. Creo que no me he sentido muy especial, cuando las cosas van muy bien, ni muy desgraciado cuando las cosas no salen. Siempre un estado emocional más o menos intermedio y ver las cosas de forma más relajada’.