Indispensables pruebas diagnósticas a estudiantes

POR PATRICIA RAMÍREZ

Los estudiantes en México tienen un grave problema en el área de comprensión lectora, rezago y deficiencias en la lógica matemática, lo que se acentuó con la pandemia, pese a lo cual México no cuenta en estos momentos con una forma de evaluar aspectos de aprendizaje de los estudiantes como lectura y comprensión, razonamiento lógico matemático y la adquisición de conceptos científicos.

La última evaluación del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés), se realizó en 2018 y la siguiente estaba programada para 2021, pero por la pandemia por Covid19 se pospuso para 2022, con aplicación de pruebas de campo.

Ante este panorama, la organización civil Educación con Rumbo propuso no cancelar la aplicación de pruebas, realizar pruebas censales para conocer el nivel de desempeño de todos los estudiantes y garantizar que sean representativas para la aplicación de pruebas.

La asociación civil Educación Con Rumbo subrayó que México no cuenta en estos momentos con una forma de evaluar aspectos de aprendizaje de los estudiantes como lectura y comprensión, razonamiento lógico matemático y la adquisición de conceptos científicos. Por lo que exhortó a las autoridades educativas a concientizar sobre la importancia de estas evaluaciones y que, a raíz de los resultados obtenidos, se generen estrategias eficientes que contribuyan al mejoramiento de la calidad de la educación.

Los especialistas de esta organización subrayaron que, si bien con el cambio de la prueba Enlace a la prueba Planea se tuvieron pérdidas de información, se diseñó un instrumento que otorgaba cierta información, pero la actual administración lleva tres años sin proponer líneas que permitan dar seguimiento a los aprendizajes.

Es hasta este año que decidió implementar la prueba, que es aplicada en más de 80 países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), de la cual México es integrante y que lamentablemente en la más reciente prueba en 2018, calificó en los últimos lugares. Actualmente, la SEP sólo aplicará esta prueba a 8 mil 50 alumnos de 312 escuelas a nivel nacional.

 

DOS MILLONES EN SECUNDARIA

 

“Considerando que en México contamos con 2 millones 85 mil 462 alumnos en tercer año de secundaria en este ciclo escolar la cantidad de la población a la que se pretende evaluar representa únicamente el 0.38 por ciento de la población, sin contar a los estudiantes que se encuentren en el primer año de educación media superior, ya que en estos grados escolares se encuentra la población de entre 15 a 16 años de edad”, afirmó Patricia Ganem, coordinadora de Investigación de ECR.

A su vez, Paulina Amozurrutia, coordinadora de Educación con Rumbo, señaló que, ante la falta de información, no se puede determinar un cambio de currículo que no está debidamente articulado de las deficiencias de las evaluaciones que hasta el momento se conocen, “Hace que vayamos a ciegas, es decir, que no tengamos elementos que permitan la toma de decisiones con toda la seguridad y no de manera intuitiva como pretenden hacerlo las autoridades educativas”, reclamó.

Añadió que evaluar la eficacia e impacto de los programas y políticas educativas que implementen las autoridades educativas federal y estatales. Así como proporcionar información para conocer cómo se encuentra un país respecto al resto de las naciones y en qué medida sus estudiantes adquieren las competencias escolares básicas.

“El tema de fondo es la opacidad, la falta de resultados en el aprendizaje, una visión miope sobre la evaluación. México requiere desarrollar una política robusta de evaluación del aprendizaje de sus alumnos para tomar mejores decisiones para aumentar el aprendizaje de 36 millones de estudiantes”, reprochó Amozurrutia.

Finalmente enfatizaron que, si las autoridades educativas se niegan a analizar y medir la educación, Educación Con Rumbo promoverá intensamente desde la sociedad civil y la comunidad internacional, se lleven a cabo acciones que generen información útil para conocer la situación real de la educación y el aprendizaje de los alumnos.