Iniciará discusión sobre Incremento salarial para 2021, en un contexto de incertidumbre y crisis económica

Previo a que inicien las pláticas entre el gobierno federal y el sector obrero-patronal para establecer el nivel del Salario Mínimo General (SMG) en 2021, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) propone se pague un salario de entre 128.15 y 135.83 pesos diarios.

Gustavo de Hoyos Walther, presidente del organismo, señaló que el incremento al salario mínimo que se busque para el siguiente año debe hacerse de forma cautelosa, ante las secuelas que dejará la crisis en México por el Covid-19. “Proponemos que el salario mínimo en 2021 se ubique en un rango entre 128.15 y 135.83 pesos, lo que protegería el poder adquisitivo sin generar mayores presiones al empleo. Esto implicaría como mínimo un aumento correspondiente a la inflación que es de 4.0 por ciento, y como máximo un monto de recuperación entre 4.31 y 7.31 aunado al aumento correspondiente a la inflación”, aseveró.

En su mensaje semanal, comentó que la decisión del incremento se tomará en el contexto de una profunda crisis económica que ha deteriorado al sector productivo del país.

“Estamos experimentando la pérdida de millones de empleos, y al menos una década de retroceso en el combate a la pobreza. Más aún, se espera una recuperación débil y repleta de incertidumbre”, señaló de Hoyos Walther.

Observó que el panorama actual obliga a hacer una reflexión crítica sobre el camino que se debe seguir en el corto plazo. “Estamos experimentando lo que pudiera ser la peor crisis del último siglo. Las restricciones sanitarias, sin algún apoyo fiscal por parte del gobierno, se han traducido en cierre de empresas, deterioro de las condiciones laborales y caída en los ingresos familiares”.

Consideró que una vez superado el contexto adverso que ha traído consigo el Covid-19, seguirán impulsando futuros aumentos que permitan que el salario mínimo esté por encima de la línea de bienestar familiar.

“Es decir, que el ingreso de dos personas ocupadas en la formalidad sea suficiente para mantener a una familia promedio mexicana de cuatro integrantes.

“Esperamos que la decisión sobre el aumento al salario mínimo sea tomada por consenso y considerando las condiciones económicas actuales, como se logró en 2019 y 2020. La crisis que enfrenta nuestro país requiere de un sector productivo unido y dispuesto a propiciar las mejores condiciones para la recuperación”, señaló.

En 2020, el salario mínimo tuvo un incremento anual de 20 por ciento, con lo cual quedó en 123.22 pesos a nivel nacional y 185.56 pesos en la Zona Libre de la Frontera.

Sin embargo, para el próximo año, De Hoyos Walther reiteró que, si bien no puede darse un repunte significativo, hay voluntad por parte del sector privado para alcanzar la Línea del Bienestar Familiar, que tiene como meta un ingreso de 214 pesos.

El monto aprobado se dará a conocer en las próximas semanas, en cuanto terminen las conversaciones y el análisis de cifras con la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami), aunque la fecha del anuncio podría ser antes del próximo 15 de diciembre.