Insiste Monreal en reforma fiscal

RITA MAGAÑA

El coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, reiteró la necesidad de ajustar la progresividad fiscal con el propósito de combatir la desigualdad, la pobreza, la crisis por la pandemia de Covid-19 y la sequía que agobian al país.

En el artículo “Pandemia, sequía y pobreza” publicado en su página oficial, el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) reconoció que ante los retos en salud, alimentación y falta de infraestructura hídrica, entre otros, los programas sociales ya no son suficientes.

Afirmó que no cabe duda de que el gobierno actuó de manera responsable en esos tres rubros, pero hacen falta ajustes a la progresividad fiscal para combatir realmente la desigualdad.

“En el entendido de que la asistencia social es sólo un salvavidas que debe funcionar a la par que se construye una barca que permita llevarnos a tierra. En otras palabras, mecanismos efectivos de movilidad social y redistribución de la riqueza”, dijo.

Recordó que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer las tres principales causas de muerte durante el 2021, las afecciones cardiacas la principal, seguida del Covid-19 y la diabetes mellitus, la primera y la tercera son prevenibles, pero están fuertemente vinculadas a la mala alimentación y falta de activación física.

Indicó que estos datos son una llamada de atención para las autoridades sobre la urgencia de crear nuevos mecanismos para reducir la oferta de comida chatarra en el mercado.

Además, agregó, aumentar la de alimentos nutritivos, mediante mecanismos diversos, como la simplificación de trámites y la reducción de tiempos para la constitución formal de una empresa.

“La incubación de cooperativas en zonas rurales para integrarlas a las cadenas de valor en las ciudades, o el otorgamiento de estímulos fiscales a empresas que busquen ofrecer alternativas de alimentación sustentable y accesible”, mencionó.

Refirió que, en otro estudio publicado por el Inegi titulado “Cuantificando la clase media en México 2010-2020”, quedó de relieve la marcada desigualdad y la pobreza que no se han podido disminuir en forma consistente.

Mencionó que de 2010 a 2020, el porcentaje de la población en la clase baja aumentó del 59.1 por ciento, al 62 por ciento. mientras que la clase alta y la media se redujeron, al pasar del 1.7 al 0.8% y del 39.2 al 37.2%, respectivamente.

“Considerando que estas cifras se calcularon con datos prepandemia, podemos asegurar que la situación actual es todavía más alarmante”, citó.