¡Insólito! Hooligans invaden Old Trafford

SE APLAZA EL CLÁSICO MANCHESTER UNITED VS LIVERPOOL

La afición vuelve a paralizar el futbol inglés, con protestas contra el proyecto de la Superliga

(EFE).- Una vez más el aficionado inglés alzó la voz y una vez más paralizó el futbol. El proyecto de la Superliga europea ha dejado secuelas en los aficionados ingleses y estos dieron un paso más al invadir Old Trafford, bloquear el autobús del equipo y lograr el aplazamiento del Clásico de Inglaterra entre Manchester United y Liverpool.

A poco más de dos horas para el comienzo del partido, unos 200 aficionados rompieron las barreras de seguridad en Old Trafford y lograron colarse. Invadieron el campo, lanzaron bengalas y mostraron pancartas en contra de los Glazer, la familia que ha dirigido el United en las últimas dos décadas.

El descontento tras la fundación de la Superliga europea sigue presente. Las disculpas de Joel Glazer, el cabecilla de la familia, y la dimisión de Ed Woodward, vicepresidente, no han servido.


GOLPE AL BOLSILLO

Esta vez el objetivo era atacar lo que más aprecian los Glazer, el dinero. Lograr un retraso del partido unas horas o que se tuviera que aplazar a otro día para que el club perdiera ingresos televisivos.

“Las protestas han ido mejor de lo esperado”, dijo Ryan, presente en la invasión a Sky Sports.

“Queríamos causar problemas y creo que lo hemos conseguido. He pasado toda mi vida amando este club y ver para lo que lo han utilizado los Glazer me decepciona mucho”.

 

ACTUÓ LA POLICÍA

Además de la invasión de Old Trafford, la cual desarmó rápidamente la policía, los aficionados se reunieron en los alrededores del estadio y causaron una pequeña revuelta con la policía, lanzándoles botellas y derribando las barreras de seguridad.

Las fuerzas de seguridad consiguieron despejar la situación, pero los aficionados al mismo tiempo estaban en el hotel en el que descansan los futbolistas del United.

Los aficionados celebraron el aplazamiento del partido. “Jugarán cuando nosotros queramos”, cantaron al enterarse de la noticia. Una llamada de atención que puede tener su réplica este miércoles cuando el Real Madrid visite Stamford Bridge, otro de los estadios que ha sufrido protestas debido a la Superliga.

Deja una respuesta