Inspirado en Ojeda

BRANDON CAMPOS NO BAJA LA GUARDIA

Sabe que tarde o temprano su momento llegará

El diestro queretano Brandon Campos se inspira en la biografía del maestro español Paco Ojeda, quien durante una época complicada trabajó en el Puerto de Santa María, donde ayudaba a descargar barcos. De repente fueron a buscarlo para una sustitución, tarde que lo catapultó a los niveles estelares de la tauromaquia.

De 22 años de edad, el queretano en su época de novillero cuajó una exitosa temporada europea con triunfos y actuaciones en las principales plazas del viejo continente, lo que le llevó a tomar la alternativa en suelo galo.

Brandon recibió el abrazo el 23 de agosto de 2014 en Mimizan, Francia, de manos del aguascalentense Joselito Adame y el torero local Thomas Dufau, como testigo, con toros de Aimé Gallon e Hijos.

Las noticias que llegaban a nuestro país procedentes del otro lado del Atlántico eran alentadoras.

 

APUESTA

El propio Campos apostó por nuestro país y tomó maletas de regreso. Sin embargo, aunque desde su llegada a tierras aztecas ha podido sumar fechas, no le ha resultado sencillo que las empresas le abran las puertas.

En el marco de la crisis sanitaria que azota al mundo y que en nuestro país se ha cobrado la vida de más de 128 mil mexicanos, Campos tuvo oportunidad de lidiar y matar un par de toros en los festejos privados a puerta cerrada que se llevaron a cabo bajo los conceptos de Torotón y México Busca un Torero.

‘En el año que recién concluyó pude torear en el Torotón y en México Busca un Torero. Además he tenido oportunidad de realizar diversos tentaderos en la ganadería de Enrique Fraga, así como de lidiar y matar algunos toros a puerta cerrada’, señala el diestro queretano.

Desde que regresó a nuestro país hace cinco años ha podido sumar alrededor de 22 festejos de toros con un gran balance artístico y es que el queretano suele pegarse tremendos arrimones porque sabe que es la única manera de ganarse la siguiente tarde.

‘Muchas empresas me dicen que sí, pero no me dicen cuándo’, comenta el torero, quien ve en el español Paco Ojeda un ejemplo a seguir. ‘En la situación que ahora mismo me encuentro, tengo inspiración del maestro Ojeda.

Muchos toreros, sobre todo en España, me contaban que el maestro llegó a pasar por duros momentos al grado de tener que trabajar descargando barcos en El Puerto de Santa María. Hasta allá fue a verlo un empresario para ofrecerle una sustitución. De ahí se catapultó’.

El caso de Brandon tiene similitud con el de Ojeda y es que ahora mismo para subsistir en época de pandemia, y sin actividad taurina, administra una gasolinera y un local de comida, al mismo tiempo cursa la carrera de Ingeniería en Mecatrónica.

 

DONDE QUEMA

‘Entreno muy temprano todos los días, antes del trabajo y la escuela, pero el fin de semana estoy de lleno metido en mi preparación taurina. Suelo buscar campo o la manera de ponerme delante del de negro en lo que se abre el panorama. Ojalá sea tomado en cuenta para continuar participando tanto en México Busca un Torero como en el Torotón’, apunta.

‘Me mantengo en la lucha porque las sensaciones que uno experimenta cuando torea son únicas. Confío que tarde que temprano llegará la anhelada oportunidad. Me gustaría confirmar en la México, algo que no he hecho’, agrega Brandon, quien tiene otro punto en común con el diestro hispano y que ambos suelen ponerse en el terreno, donde dicen los expertos en la materia, ‘queman los pies’.