La mexicana Natalia Beristáin dice que en el cine encontró su propia voz

México, 21 nov (EFE).- Proceder de una familia de actores y actrices y haber crecido en el teatro no fue una ventaja o un camino fácil para la directora mexicana Natalia Beristáin, quien contó, en entrevista con Efe, que con el paso del tiempo se dio cuenta de que necesitaba su propio espacio y mostrar su propia voz y ambas las encontró en el cine, su pasión.

“En mi caso la manzana no cayó muy lejos del árbol, vengo de una familia de actores y de actrices, crecí en el teatro y creo que lo difícil para mí fue entender que necesitaba encontrar un espacio donde pudiera tener mi propia voz y entender que para mi el cine era eso y no el teatro”, dijo Beristáin (Ciudad de México, 1981).

La carrera de Beristáin, directora de la galardonada película “Los Adioses” (2017), ha transitado por el teatro, la televisión y el cine y para hablar de ella fue invitada al programa “TAP” de la cadena estatal mexicana Canal Once en el que hará un recuento de su trayectoria profesional.

En el 2014, Beristáin dirigió la serie “Réquiem por Leona Vicario” para el propio Canal Once y ahora regresa como invitada especial al Taller de Actores Profesionales (TAP), programa en el que será entrevistada por el actor Óscar Uriel y en el que contará sus experiencias y camino en la industria.

“Fue un poco un repaso y una remembranza desde mis inicios y el por qué decidí dedicarme a lo que me dedico, cómo se ha ido construyendo mi carrera, explorando las partes que más disfruto de lo que hago, hablando de la vida pública y de posturas políticas que me importa poner al frente”, adelantó sobre la entrevista que se transmitirá este sábado.

Además, dijo que para ella fue “una sorpresa súper chida (excelente)” el hecho de que el programa, que normalmente está dedicado a actores, le haya abierto un espacio para tener una conversación sobre lo que existe detrás de las pantallas.

“Lo he seguido y lo he visto a lo largo de los años y he aprendido mucho de mi quehacer y de pronto que un programa como tan paradigmático para entender la actuación voltee la mirada hacia los que estamos detrás de cámaras resulta muy bueno”, añadió la directora.

Para Beristáin es importante que el público se acerque a estas charlas pues considera que el cine es un espacio no solamente para el entretenimiento sino, que es una herramienta política y cultural relevante para la sociedad.

Y así como Natalia podría inspirar a quienes vean su entrevista, ella fue inspirada por conversaciones de grandes directores y actores a lo largo de su formación académica hasta la actualidad.

“Como libro de cabecera tengo las conversaciones entre Truffaut y Hitchcock, están ahí puestas muy cerquita de mi corazón, al igual que ver documentales de Cassavetes con Gena Rowland, esa dupla actriz-director, verlos detrás de cámara colaborando, es un material al que sigo regresando constantemente”, apunto.

QUEHACER CINEMATOGRÁFICO

El trabajo de Natalia se caracteriza por retomar las figuras femeninas que han marcado y abierto caminos en la historia y por impulsar en general el trabajo de las mujeres con filmes muy personales.

Sin embargo, ha podido integrarse a los discursos de otros como directora de televisión (“Historia de un crimen: Colosio”, 2019) siempre que estos resuenen con sus ideas y la reten a lo que no ha probado.

“Difícilmente me imagino haciendo películas que no vengan de mí o de mis inquietudes personales, de exponer otros temas con la única meta de que abran preguntas o conversaciones”, aseguró.

Aunque la pandemia detuvo un poco sus planes, actualmente Natalia se encuentra enfocada en su próxima película, “Ruido”, una historia que trabajó junto al periodista y documentalista Diego Enrique Osorno y Alejandro Valenzuela y la cual, “a pesar de que es una ficción, es una situación profundamente real, es la historia de una madre buscando a su hija en el México de hoy”, finalizó. EFE

Deja un comentario