Los incrementos en alimentos continuarán asegura la ANPEC

POR AIDA RAMÍREZ

La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) no descarta que la economía mexicana continuará con incrementos de precios durante la segunda mitad del año y se enfrentará al “momento más candente” para las familias mexicanas, tras 33 quincenas de incrementos en la inflación, con lo que se podría alcanzar prácticamente el 10 por ciento anual.

Además de una inflación alimentaria cerca del 20 por ciento con una variación de precios en los productos agropecuarios por encima del 23 por ciento, señaló el presidente de la ANPEC, Cuauhtémoc Rivera.

Y es que señaló que a partir de la segunda quincena de agosto al cierre del año, “se vivirá en la economía nacional el momento más caliente. Los gastos escolares, cívicos y de tradiciones escalan un consumo en condiciones de insolvencia”.

En su análisis sobre la evolución de la canasta básica, recordó que el cierre de año “es de un alto consumo, por lo que no es el marco ni el entorno adecuado para enfriar la situación y contener la escalada inflacionaria de precios”.

Lo anterior, luego de que el viernes pasado, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), reportó que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), se ubicó en 8.16 por ciento durante la primera quincena de julio, el más alto en las últimas 33 quincenas, ubicándose muy lejos del objetivo de 3.o por ciento planteado por el Banco de México (Banxico).

“La inflación golpea con mayor severidad los precios de los productos agrícolas que en este verano fueron impactados por un 16.76 por ciento, entre otras causas por la sequía”, dijo Rivera al tiempo que señaló que la inflación de alimentos en los últimos cuatro años ha sido del 32 por ciento, “poniendo en jaque la seguridad alimentaria de la población”.

El presidente de la ANPEC recordó que durante el presente verano se presentan los efectos de una sequía prolongada y extensa que ha generado olas de calor, devastando campos, secado presas y produciendo muertes a lo largo del planeta y México no es la excepción.

Y más de dos tercios del territorio nacional sufren una temporada de seca que está colapsando varias zonas metropolitanas del país, como las de Nuevo León y Baja California, provocando escasez de agua potable en miles de hogares, lo que se suma a las problemáticas para el encarecimiento de los alimentos.