Lozoya, Oceanografía y Banamex

Hace ocho años la historia entre Oceanografía S.A. (OSA) y Pemex se convirtió en un agarrón donde se dieron con todo y de hecho el director de Pemex, Emilio Lozoya, se comprometió a reventar a la empresa por instrucciones superiores.

¿De quién? No se sabe, nunca lo dijo, pero hubo momentos en los que de plano sí se planteó entregar la naviera al funcionario.

Va para 10 años de la pugna entre OSA y Banamex, cuando el banco denunció ante la entonces PGR por un crédito que otorgó a Oceanografía y donde acusa a la naviera de haber entregado documentación falsa en sus contratos. El conflicto entre ambas partes continúa.

Hoy la venta del banco está parada porque la decisión del juez septuagésimo primero de lo civil en CDMX, Daniel Reyes Pérez, decidió mantenerlo congelado; Citibanamex considera que no hay bases legales sobre la medida cautelar, particular- mente dadas las alegaciones infundadas contenidas en la de- manda. De hecho han impugnado la medida vía amparo, pero, nos dicen que se los desecharon.

Banamex tiene de abogado a Javier Quijano, quien apeló en la Tercera Sala del Tribunal Superior de Justicia y los magistrados mantuvieron la orden: no venden.

La demanda contra el banco de parte de OSA es del 2019 y acusa a Banamex de desencadenar, con una denuncia de fraude en 2014, la intervención gubernamental que la quebró, le aseguraron sus activos y desapareció en agosto de 2016, por eso le reclaman 5 mil 200 millones de dólares, entre activos y contratos. Y el sustento de Oceanografía es que, hasta hoy, Banamex no demostró la supuesta deuda reclamada o el quebranto sufrido. Banamex también apeló ante el juzgado segundo de distrito en materia civil de la CDMX, de Felipe Guerrero Pérez, bajo el expediente 1067/2022, quién por resolución, de fecha 6 de julio, desechó el amparo porque llegó fuera de tiempo, un día después del plazo.

El 4 de agosto pasado, el juez 71 de lo civil declaró precluido su derecho para recurrir a medidas cautelares, por no impugnar a tiempo por lo que quedaron firmes las medidas ordena- das.

Tanto Citigroup como Banamex deben abstenerse de vender hasta en tanto no se resuelva en sentencia definitiva el juicio principal y antes deben garantizar, ante la ley, un monto de 5 mil 200 millones de dólares.

Banamex está pagando el favor que le hicieron, supuesta- mente, al equipo de Lozoya que quería a la naviera de una u otra manera.

Buzos

1.- Al 87 aniversario del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, que dirige Ricardo Aldana, asistieron dos miembros del Consejo de Administración de Pemex: la presidenta Rocío Nahle, de la Secretaría de Energía; y la consejera propietaria, titular de la STyPS, Luisa María Alcalde. A ellas les tocó el reclamo del bloqueo de más de 30 mil plazas, lo que implica un incremento en el riesgo de sus actividades.

Curiosamente no asistió nadie de la empresa petrolera que siempre mandaba un representante al festejo. La buena noticia es que ya tienen un código de ética que fue construido en cinco meses, tras asumir Aldana el cargo de secretario general; la mala, nos dicen que varios que fueron a la sede sindical de Azcapotzalco traían Covid y a la mejor van a salir muchos contagiados.

2.- Van 16 asaltos de piratas en las plataformas petroleras de Campeche, lo mismo a empresas privadas que a Pemex. Es un fenómeno que nunca se había visto.

Se incrementan 91 mdd reservas internacionales