Mantienen sedado a Maradona

Se pone difícil y quiere dejar el hospital

Presenta episodios de confusión por un cuadro de abstinencia de una adicción al alcohol

BUENOS AIRES (Reuters) – El astro del fútbol Diego Maradona es “muy difícil” de tratar y quiere dejar el hospital, por lo cual se encuentra sedado tras episodios de confusión por un cuadro de abstinencia de una adicción al alcohol, informaron el viernes sus médicos personales.

“Diego es muy difícil, muy difícil. No se imaginan. En esta oportunidad estamos intentando ser más fuertes que él”, dijo el médico Leopoldo Luque en la puerta del centro médico.

“Él se quiere ir, pero se va a quedar”, añadió el neurocirujano a los periodistas sobre la situación del campeón del mundo con el seleccionado argentino en 1986.

Luque además indicó que Maradona permanece “sedado para calmar el proceso (de abstinencia) que se dio el jueves” y que la decisión de que siga internado para realizar un tratamiento por sus adicciones la tomaron en forma conjunta los médicos y la familia.

Por su parte, el otro médico de Maradona, Alfredo Cahe, dijo a la televisión local que el ídolo “tiene que hacer un tratamiento para dejar el alcohol” debido a que en las condiciones que se encuentra “Diego es inmanejable”.