Mbappé pone en ventaja al PSG sobre el Bayern

(EFE).- Kylian Mbappé, delantero del París Saint-Germain, alcanzó los ocho goles en la Liga de Campeones tras hacer un doblete al Bayern Múnich con el que se acercó a los diez tantos del líder de la clasificación, el noruego del Borussia Dortmund Erling Haaland.

Mbappé, que ya hizo cuatro goles al Barcelona en el total de la eliminatoria de los octavos de final, sumó otros dos a su casillero tras el primer choque de ida de cuartos. Fue decisivo en la victoria sobre el Bayern (2-3) con un par de acciones que dieron ventaja a su equipo.

El jugador del PSG abrió el marcador a los tres minutos tras concretar una asistencia de Neymar con la colaboración de Manuel Neuer. Después, a los 68 minutos, cerró la cuenta tras culminar un contragolpe de forma magistral.

Por detrás de Mbappé se colocó en la clasificación el egipcio del Liverpool Mohamed Salah, que hizo un tanto importante al Real Madrid que mantuvo a su equipo con vida para el choque de vuelta. Perdió 3-1 y alcanzó los seis tantos con un remate desde dentro del área que no pudo salvar el portero belga Thiabut Courtois.

El belga Kevin De Bruyne llegó a los cuatro tantos con el que marcó para el Manchester City al Borussia Dortmund, que perdió 2-1 sin que Haaland aumentara sus registros.

También fue protagonista el brasileño del Real Madrid Vinícius Júnior, que completó un auténtico partidazo ante el Liverpool que coronó con dos goles. El primero, de bellísima factura tras un pase estratosférico de Toni Kroos, acaparó elogios de todo el mundo. Con sus tantos, alcanzó los tres aciertos en la Liga de Campeones esta temporada.

Otros jugadores que celebraron goles fueron Marco Asensio (Real Madrid), el inglés Phil Foden (Manchester City), el brasileño Marquinhos (París Saint-Germain) y el alemán Thomas Müller (Bayern Múnich). Todos alcanzaron los dos tantos. Y en el capítulo de estrenos, aparecieron el alemán Marco Reus (Borussia Dortmund), el camerunés Maxim-Choupo-Moting (Bayern Múnich) y los ingleses del Chelsea Mason Mount y Benjamin Chilwell, decisivos ante el Oporto.