Mejora ISSSTE atención a pacientes en San Luis Potosí

RITA MAGAÑA

El director general del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), Pedro Zenteno Santaella, informó que se evalúan opciones para fortalecer la atención a la derechohabiencia de San Luis Potosí.

Durante la gira de trabajo por la entidad, el funcionario federal informó que el pasado martes se reunió con el gobernador de San Luis Potosí, Ricardo Gallardo Cardona, y “conversamos sobre diversas opciones para mejorar el servicio que brinda el Issste”.

Dijo que una es que la dependencia equipe una parte del Hospital Central “Dr. Ignacio Morones Prieto” —obra nueva del gobierno de San Luis Potosí—, estableciendo un contrato de comodato para que el gobierno estatal permita al instituto hacer uso de dos pisos y quirófanos.

De esa forma, abatir el rezago quirúrgico, que es importante en el estado, y mejorar las condiciones de atención a los derechohabientes, agregó Pedro Zenteno.

Otra opción es que las instalaciones donde se encontraba dicho hospital queden a cargo del organismo, se pretende que las unidades que está equipando el gobierno del estado en conjunto con el Issste se ocupen al 100 por ciento en beneficio de los cerca de 334 mil afiliados de San Luis Potosí, añadió.

El Issste y el gobierno de San Luis Potosí firmaron un convenio para pagar el adeudo heredado por administraciones anteriores por concepto de cuotas, que asciende a dos mil 500 millones de pesos, a cubrir en un plazo de 15 años, explicó.

Además de las propuestas mencionadas está la petición del gobierno de SLP para que el Issste otorgue servicios de salud a las y los trabajadores del Ejecutivo estatal. Dicha solicitud se está analizando y en 10 días se tendrá una respuesta, adelantó.

Al efectuar el recorrido por la UMF de Tancanhuitz de Santos —donde se atiende a seis mil 739 derechohabientes— el director general del Issste platicó con la derechohabiencia, quien le hizo saber que no tienen médico para el turno matutino ni medicamentos.

Por ello, instruyó que se contrate uno, se cubran los dos turnos de manera inmediata y se cambie el aire acondicionado.

En la UMF Xilitla —que atiende dos mil 865 derechohabientes en un turno, con un promedio de 30 consultas diarias— Pedro Zenteno informó que llegará equipamiento y se implementará un programa de toma de muestras para análisis clínicos.

Los cuales, agregó, se enviarán a laboratorios para estar de regreso en 24 horas, dicha acción evitará que los derechohabientes se desplacen a otras clínicas a dos horas de camino.

Deja una respuesta