Menor chilena rescatada de las aguas del Río Bravo, fue entregada a su madre por oficiales de Migración.

POR EDUARDO VIZCARRA.

Matamoros Tamaulipas,- La niña de nacionalidad chilena, rescatada el 30 de enero en las aguas del río Bravo, hasta el puente fronterizo con Estados Unidos, fue entregada por oficiales del Instituto Nacional de Migración a su madre y a autoridades de ese país, a fin de garantizar el interés superior de la menor, a través de la figura de unificación familiar.

A finales de enero pasado, Agentes Federales de Migración del INM,
dependiente del a Secretaría de Gobernación, y elementos de la Secretaría de
la Defensa Nacional (Sedena) la rescataron en las aguas del río Bravo; una
copia de su acta de nacimiento que traía entre sus ropas, permitió verificar la
existencia y vigencia de una tarjeta de visitante por razones humanitarias a su
nombre, en virtud de ser solicitante de la condición de refugiado.

En cumplimiento con la Ley de Migración y su reglamento, a fin de procurar su
cuidado y asistencia, fue canalizada a la Procuraduría de los Niños, Niñas y las
Familia de la entidad, instancia que -hace unos días- solicitó la colaboración del
INM para que una Oficial de Protección a la Infancia (OPI) la acompañará y
asistirá hasta el paso fronterizo con la ciudad Del Rio, Texas, donde la  esperaba su madre y autoridades estadounidenses.