México vigila y atiende a la caravana de madres centroamericanas

Ciudad de México, 6 may (EFE).- El Gobierno mexicano informó este viernes que vigila el avance de la Marcha de Madres Centroamericanas, contingente de casi 50 personas que entró al país hace casi una semana para buscar a sus hijos desaparecidos en su tránsito migratorio por México.

“El Instituto Nacional de Migración (INM) se encuentra atento para brindar la atención necesaria, en caso de así requerirlo, a las personas integrantes de la XVI Marcha de Madres Centroamericanas que ingresaron a territorio nacional el pasado 2 de mayo”, avisó este organismo en un comunicado.

El grupo de 49 personas, que portan fotografías de sus hijos colgadas al cuello, entró a México por el puente del municipio de Ciudad Hidalgo, Chiapas, en la frontera con Guatemala.

En su regreso a México tras dos años de pandemia, las madres recorrerán los estados de Chiapas, Veracruz, Tabasco y Ciudad de México para pedir a las autoridades mexicanas avances sobre las denuncias que presentaron por sus desaparecidos.

El INM, que prevé que la caravana esté seis meses en México, ofreció a los integrantes del contingente una Forma Migratoria Múltiple para regularizar su estadía en el país.

“Este documento les permitirá permanecer en el país por un periodo de 180 días para la búsqueda de sus seres queridos, pues gracias a las 16 caravanas que han llevado a cabo se han localizado 370 personas en territorio mexicano”, afirmó el instituto, que depende de la Secretaría de Gobernación.

La llegada de la caravana coincide con el viaje del presidente Andrés Manuel López Obrador a Centroamérica, donde estará hasta el domingo para abordar la migración con sus homólogos.

La región vive un flujo migratorio récord hacia Estados Unidos, cuya Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) detectó a más de 1,7 millones de indocumentados en la frontera con México en el año fiscal 2021, que terminó el 30 de septiembre.

La marcha de las madres también refleja la crisis de personas desaparecidas en México, donde hay casi 100.000 personas no localizadas, según datos oficiales del Gobierno.

“El INM permanece atento al recorrido de dicha caravana por su importancia, al tiempo que reitera el compromiso y empatía con las personas migrantes de diferentes nacionalidades que año con año ingresan a territorio mexicano de manera regular, ordenada y pacífica para emprender la búsqueda de sus familiares”, concluyó. EFE