Migrantes y ONG marchan en sur de México por el Día Mundial del Refugiado

Tapachula (México) 20 jun, (EFE).- Migrantes de diversos países marcharon en Tapachula, México, en el marco del Día Mundial del Refugiado para exigir que se termine con el racismo, la discriminación, la estigmatización, la xenofobia, el discurso de odio y la violencia.

La movilización pacífica salió del Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova y recorrió los parques de la ciudad con motivo del Día Mundial del Refugiado, que se conmemora este 20 de junio.

Los manifestantes mostraron mantas y pancartas con mensajes como “Ser refugiados es ser humano”, “Protección, pronto y para todas”, “Alto a la cacera de migrantes. Tú lo llamas rescate, mis hijos separación familiar”.

Silvia Raquec, activista y representante de la región Sur de México y Centroamérica, remarcó que es necesario que los gobiernos aborden el tema de la movilidad humana y la migración, y no verlo como un problema o una situación que se deba contrarrestar con la militarización en las fronteras.

Francisco, migrante de Venezuela, quien participó en la marcha, pidió que les brinden libre tránsito, porque su destino es Estados Unidos. Y denunció que durante su paso por México han sufrido robos y no cuentan con recursos para poder avanzar.

“Nosotros venimos a Tapachula con un grupo de 20 personas. Entre ellos, mujeres, niños y hombres que estamos varados en esta ciudad, que buscamos salir para nuestro destino final que es Estados Unidos”, aseveró.

José Alfredo Villanueva, migrante de Honduras, quien ya pidió asilo en Tapachula por supuestas amenazas de muerte, afirmó que estuvo encerrado 17 días en la estación migratoria Siglo XXI. “Ahí me dieron mi (código) QR, pero no me han dado mi visa humanitaria, y tengo que hacer otro proceso en diversas oficinas para tratar obtener mi documento”, lamentó.

Y señaló que gracias a la gestión del Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova pudo salir de ese lugar, al que describió como “una prisión donde nos encerraban bajo llave porque otras personas estaban haciendo relajo”.

Por su parte, la directora de ese Centro de Derechos Humanos, Brenda Ochoa, señaló que los migrantes son discriminados y rechazados de manera constante por las autoridades.

En México, más de 100.000 personas han pedido refugio en los primeros 6 meses de este año. La mayor parte de ellos han sido desplazados de sus lugares de origen por la violencia, la inseguridad, el cambio climático y el despojo de sus tierras por empresas transnacionales.

“Queremos hacer visible que sigue habiendo retos importantes para que el acceso a los derechos de las personas refugiadas sea respetado, sigue sin haber un reconocimiento de parte del Gobierno que garantice el acceso a los derechos de las personas refugiadas”, dijo Ochoa.

En los últimos tiempos ha habido un flujo migratorio récord hacia EE.UU., cuya Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) detectó a más de 1,7 millones de indocumentados en la frontera con México en el año fiscal 2021, que terminó el 30 de septiembre pasado.

México deportó a más de 114.000 extranjeros en 2021, de acuerdo con datos de la Unidad de Política Migratoria, cifras no vistas en casi 15 años, mientras que en el año fiscal 2022, que arrancó el 1 de octubre de 2021, la CBP ha contabilizado más de un millón de migrantes interceptados en la frontera sur estadounidense. EFE