Miguel Herrera balconea a Gio Dos Santos

“‘Me duele’ y de ahí no lo sacas’”

En el Mundial de Brasil pidió salir porque tenía ampollas y le quemaban los pies; Chicharito habría jugado como fuera

Miguel Herrera balconeó al volante del América Giovani Dos Santos, al declarar que se la pasa todo el tiempo lesionado y pareciera incluso fingir que está tocado, porque simplemente dice “me duele, me duele y de ahí nadie lo saca”.

En charla con el youtuber Carlos Master Muñoz, ‘El Piojo’ recordó que Gio Dos Santos pidió su cambio durante el Mundial de Brasil 2014, en el duelo contra Holanda:

“Si te acuerdas, en ese partido hubo dos momentos de tiempo de refresco, decían vamos a parar en el minuto 25 de cada tiempo, porque la temperatura estaba por 40 grados. Entonces cuando paramos llegan dos o tres y se empiezan a echar agua en los zapatos, en lugar de tomarse el agua se la echaron en los zapatos, yo veo a Giovani y le digo qué tienes ‘se me están quemando los pies’… ‘pues échate agua, síguete echando agua, te ponemos una manguera’, y me dice ‘traigo unas ampollas y no las aguanto’, entonces le digo ‘cuánto tiempo más aguantas’, y me dice ‘ahorita te aviso, porque ya no aguanto’. Giovani es Giovani, a los cinco minutos me pidió su cambio”.


SIEMPRE LESIONADO

Y además mencionó que cuando llevó a Gio al América, vivió momentos similares en cuanto a sus lesiones, además de decir que ‘Chicharito’ hubiera jugado aún con las orejas quemadas.

“Giovani es un jugador importante, lo quiero mucho y lo traigo al América por su calidad, pero tiene una situación de que se lesiona mucho. No lo tengo que explicar, su carrera es así. Dice, ‘me duele’, es me duele y de ahí no lo sacas. Él termina un partido, el kinesiólogo me dice que está para 60 minutos y al 57 empiezo a preparar su cambio, al 61 salió, así lo llevé tres partidos. El médico me dice: ‘trae una molestia’… ‘¿De qué? Si lo estoy manejando como tú me dices’. Una semana entrena bien dos días y los demás lo hacemos trotar, para recuperarse porque le duele el pie y el muslo. Se aventó tres partidos sin jugar porque le dolía el muslo. Si me pidió un cambio porque le quemaban los pies… si al ‘Chícharo’ le hubieran quemado hasta las orejas, él hubiera jugado”.