Molesta a Turquía que Biden hable del genocidio armenio

Estambul, 24 abr (EFE).- Turquía ha protestado también este año contra el uso de la expresión “genocidio armenio” por parte del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, el primer mandatario de su país que utiliza el polémico término para la masacre de armenios en 1915 durante los últimos años del Imperio otomano.
“Las declaraciones respecto a los sucesos de 1915 incompatibles con los hechos históricos y la ley internacional no son válidas. Esto incluye la declaración desafortunada realizada hoy por el presidente Biden, una repetición del error que cometió en 2021”, señala un comunicado del Ministerio de Exteriores turco.
“Rechazamos las declaraciones que distorsionan hechos históricos con motivos políticos y condenamos a quienes insisten en este error”, agrega la nota.
“Turquía conmemora con respeto los sufrimientos de toda la población otomana, incluidos los armenios”, agrega el comunicado, que también recuerda la reciente “iniciativa de normalización con Armenia”, lanzada en enero pasado.
Los historiadores estiman que alrededor de 1,5 millones de armenios perecieron en 1915 durante lo que iba a ser una deportación de toda la población armenia del Imperio otomano a Siria, pero Turquía niega que se tratase de un exterminio planificado y encuadra las muertes en el enfrentamiento entre tropas otomanas y milicias locales armenias aliadas con Rusia.
Hoy mismo, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, envió una carta al patriarca armenio de Turquía, Sahak Masalyan, para recordar “a los armenios otomanos que perdieron la vida bajo las duras condiciones de la I Guerra Mundial”.
“Conmemoro con respeto, una vez más, a los armenios otomanos fallecidos y ofrezco mis sinceras condolencias a sus descendientes”, escribió el mandatario, subrayando que “los últimos años del Imperio otomano, que coincidieron con la I Guerra Mundial, eran un periodo muy doloroso para millones de otomanos”, que habría que recordar “sin discriminación religiosa, étnica o cultural”.
Celebró que los ciudadanos turcos de origen armenio “apoyan el proceso de normalización” con Armenia y pidió al patriarca “una contribución fuerte para aprovechar esta oportunidad histórica”.
El diputado Garo Paylan,miembro del partido izquierdista HDP, él mismo de origen armenio, presentó ayer al Parlamento de Turquía una propuesta para reconocer el genocidio armenio y borrar del callejero los nombres de altos cargos otomanos responsables de las masacres.
Esta iniciativa fue tildada hoy de “ceguera, aberración y hasta traición” por el director de Comunicaciones del Gobierno turco, Fahrettin Altun, que la describió en Twitter como “una difamación”.
La congregación cívica para conmemorar el genocidio armenio que desde 2010 se lleva a cabo en Estambul todos los años el 24 de abril ha sido prohibida este año por primera vez por la oficina del gobernador de la ciudad, ha denunciado el diario turco-armenio Agos.
En los últimos años, esta conmemoración, breve y bajo fuertes medidas de seguridad, fue una de las pocas manifestaciones públicas de la oposición permitidas por las autoridades.