Mural en fronteriza Ciudad Juárez refleja unión entre México y Estados Unidos

Ciudad Juárez (México), 3 ene (EFE).- Activistas del colectivo mexicano Chopeke inauguraron este lunes un mural en la rivera del conocido Río Bravo que refleja los lazos que unen a las fronterizas poblaciones de Ciudad Juárez (México) y El Paso (EE.UU.).

 

Entre las imágenes que se representaron en el mural plasmado en el bordo (construcción a ambos lados de un río para contener las aguas) de dicho río, destacan unas manos que representan las culturas de México y Estados Unidos, que se fusionan a través de su gente.

 

También se aprecia una sombra de un adulto y un niño, lo que recuerda a los menores migrantes -tanto mexicanos como de otros lugares, principalmente de Centroamérica- que se dirigen, acompañados o no, hacia Estados Unidos en busca del “sueño americano.

 

La obra tiene una dimensión de 180 metros cuadrados y en su elaboración participaron más de ocho personas que le dedicaron entre cuatro y ocho horas diarias durante dos semanas.

 

“El mural habla de dos países y dos entidades que están unidas. Internacionalmente hay un problema que no alcanzamos a distinguir y este tipo de protesta pacífica plasma cómo estamos unidos por historias de familias, más que por la política internacional”, dijo a Efe Jorge Pérez, el artista que dirigió la obra.

 

Él es mexicano, pero de padres y abuelos estadounidenses y lleva años sin cruzar a Estados Unidos. “Yo no he movido un dedo para visitar aquel país. Han llevado mis obras a exponer a museos de El Paso y a través de mi arte estoy presente en ese país”, confesó.

 

Además, el artista abrió una panadería hace dos años y dona piezas de pan a distintos albergues de Ciudad Juárez, como muestra de su interés en la migración y en estos temas binacionales.

 

Aunque en el discurso de ambas naciones es de trabajo conjunto para solucionar el conflicto de la migración, por el momento la crisis migratoria persiste y se ve lejos una posible solución.

 

Como muestra, la ola migratoria sacudió en 2021 a México con el arribo de cientos de miles de extranjeros, en su mayoría centroamericanos y haitianos, que llegaron al país latinoamericano para luego tratar de llegar a Estados Unidos.

 

La región vive un flujo migratorio récord hacia Estados Unidos, cuya Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) “encontró” más de 1,7 millones de indocumentados en la frontera con México en el año fiscal 2021, que terminó el 30 de septiembre.

 

Mientras que México detectó más de 190.000 inmigrantes indocumentados de enero a septiembre, cerca del triple que en 2020, además de haber deportado a casi 74.300, de acuerdo con la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación del país.

 

Además, 123.000 migrantes solicitaron asilo en México en los primeros once meses de 2021, otro récord absoluto. EFE