Negociación para eliminar subcontratación avanza a trompicones en México

México, 4 dic (EFE).- La negociación entre el Gobierno mexicano y empresarios para eliminar el “outsourcing” o externacionalización, una iniciativa a discusión en el Congreso, avanza lentamente tras varias reuniones de alto nivel.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar, afirmó este jueves en la noche al salir de una reunión en Palacio Nacional que esta había terminado sin acuerdo porque se estaban definiendo las actividades y los tiempos para regular la subcontratación.

“Estamos avanzando, evidentemente el tema es complejo y está tomándose más tiempo del que nosotros hubiéramos querido”, dijo al término del encuentro según recogen medios nacionales.

Horas antes, Salazar había sido muy crítico con la iniciativa de ley, aunque reconoció malas prácticas por parte de algunos empresarios. “Para querer quitar una manzana podrida, lo que está intentando hacer a veces la autoridad es tumbar los árboles”, dijo en una reunión virtual con otros miembros del sector.

El actual mandatario de México, Andrés Manuel López Obrador, envió una iniciativa al Congreso el 12 de noviembre para prohibir la práctica por considerarla “abusiva” y herencia del “periodo neoliberal”.

El Congreso llevó a cabo en primer lugar un Parlamento Abierto para evaluar los pormenores de la subcontratación, pero la discusión se ha encallado -y aplazado- en la Cámara de Diputados.

HAY AVANCES

López Obrador quiso este viernes quitar importancia a las diferencias con el empresariado: “Lo importante es que hay diálogo, no está roto”.

Indicó que se está buscando “consenso” y recordó que, para llegar a un acuerdo definitivo este tiene que ser “tripartito” entre empresas, Gobierno y trabajadores.

“No queremos imponer nada. Queremos convencer. Y hay una actitud favorable de los empresarios”, remarcó.

Explicó que había “oficinas” encargadas de “outsourcing” con hasta 200.000 trabajadores.

Y reiteró que se busca el “acuerdo” y explicar bien la iniciativa de ley, que ha “infundido mucho miedo” en el sector privado.

“Pero va en buen camino todo”, concluyó.

Según la Procuraduría Fiscal, hay más de 6.000 empresas de subcontratación ilegal que evaden al fisco por más de 21.000 millones de pesos al año (cerca de 1.050 millones de dólares).

Y cerca del 23 % del empleo formal registrado ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) depende de esta figura, según expertos. EFE