Niega Consejo Coordinador acusación de electricidad

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE), pidió al director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz, un diálogo respetuoso, sin provocación ni polarización.

No obstante, sostuvo que reformar la ley con base en la ideología y la manipulación de los distintos sectores de la ciudadanía es totalmente inaceptable; es más, advirtió que “es evidente que el respeto y cumplimiento de las leyes y la Constitución en nuestro país están en grave riesgo”.

En un comunicado, la cúpula empresarial sostuvo, en relación con las recientes declaraciones del Director General de la CFE, sobre la iniciativa de reforma constitucional al sector energético presentada por el gobierno federal, aclaró que el compromiso de la iniciativa privada “es y será siempre con el bienestar de las familias mexicanas y su economía, así como hacer valer el Estado de Derecho”.

Los empresarios de las 12 organizaciones que integran el Consejo Coordinador Empresarial (CCE),  recordaron que con el gran esfuerzo de la nación mexicana hemos forjado normas escritas, y conocidas por todos, para regular nuestro funcionamiento como colectividad, por lo que pidió a los servidores públicos no despreciarlas.

“Hoy en día, como algo intrascendente o prescindible. El verdadero Estado de Derecho tiene cinco características esenciales: imperio de la ley; división de poderes; sujeción de la administración a la ley y al control judicial; derechos y libertades fundamentales para los ciudadanos y, justicia igual para todos.

“El Estado de Derecho es, entonces, una creación intelectual del género humano, tal vez la más importante de la historia, cuya esencia es proteger al ciudadano del mismo poder que dicta las leyes, evitando así sus posibles abusos”, aseveró el CCE.

 

Del Estado de Derecho  

En ese sentido, señaló que con las recientes declaraciones, de Bartlett Díaz, “es evidente que el respeto y cumplimiento de las leyes y la Constitución en nuestro país están en grave riesgo y la solución no es que un grupo de personas dicten normas inconstitucionales, sino todo lo contrario, debemos reforzar y consolidar aún más nuestro Estado de Derecho”.

Por ello, llamó a los ciudadanos para impedir que desde el gobierno federal, arbitrariamente se vulneren y se pasen por alto los diques de contención legales, porque entonces sería admisible que cualquiera lo haga o que cualquier ciudadano que considere que una ley no le favorece, la desconozca.

“Utilizar el nacionalismo como pretexto para atentar contra nuestro Estado de Derecho es realmente un ataque contra todos nosotros. Es un atentado contra el sistema que tantos años nos ha costado construir y contra los preceptos legales que nos protegen de la arbitrariedad del autoritarismo. No vayamos contra la historia de nuestro país que creó y fortaleció el Estado de Derecho”, acusó.

“El propio Estado de Derecho no es inamovible, y proporciona los medios para defender cualquier idea y proponer las novedades que se quieran introducir en nuestro sistema constitucional.

“El problema es que respetando las normas de hoy, estas declaraciones y propuestas no tienen cabida. Reformar la ley con base en la ideología y la manipulación de los distintos sectores de la ciudadanía es totalmente inaceptable. Es una estrategia política que sólo genera, como resultado, el engaño y la división de la sociedad”, dijo el organismo cúpula del empresariado mexicano.

El CCE reiteró su petición a los integrantes del Poder Legislativo emitir un voto sustentado y responsable en torno a la reforma eléctrica: “las 12 organizaciones que integran el Consejo Coordinador Empresarial hacemos un enérgico llamado a respetar el Estado de Derecho e invitamos al Poder Legislativo a emitir un voto sustentado y responsable. No a la provocación y a la polarización, sí al diálogo respetuoso para mantener una industria eléctrica fuerte, sana y competitiva, generadora de empleos y crecimiento en favor del bienestar de México” puntualizó.