No garantizan 22 estados 2024; embajadas para Murat y Fayad

Tener 22 estados bajo control no significa aún el triunfo en las presidenciales en 2024.
Los saltimbanquis del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que militan hoy en Movimiento Regeneración Nacional (Morena) celebran, festinan y alardean por los resultados del domingo.
Cuatro estados de seis en disputa.
Uno, Quintana Roo, entregado al Partido Verde a cambio de su respaldo a las reformas en el Congreso.
Palizas ahí, en Hidalgo y Oaxaca a la alianza PAN-PRI-PRD. Cerrado en Tamaulipas. Cinco puntos.
Y paliza en contra en Aguascalientes y Durango.
Ambos, gobiernos del PAN.
En el primero continúa el albiazul y en el segundo encabezará el PRI. Se cumplieron los cálculos y las proyecciones de las encuestadoras. Por supuesto sería ingenuo creer o asegurar que Andrés Manuel Ló-
pez Obrador y su partido no tienen ventaja rumbo a 2024.
Imagínelo: todo el presupuesto, el recurso federal a favor del candidato o candidata de Morena y todo el presupuesto, el recurso, de esos 21 estados y la CDMX para apoyarle.
Y no sólo eso.
Andrés Manuel y Morena tendrán a su favor los 500 mil millones de pesos anuales que regala en becas, en pensiones, en subsidio a estudiantes, a madres solteras, a la tercera edad y más.
Eso y la indudable convicción de sus leales -que existen- perfilan a Morena a repetir en la presidencia.
Por supuesto que no es garantía, pero a dos años de las votaciones -no debe olvidarse que este sexenio terminará en septiembre y no en diciembre- el panorama no es fácil para la oposición porque ya debería tener un candidato, un personaje que encabezara, que moviera, que destacara.
Y no es así.
¿Ricardo Anaya? ¿Alejandro Moreno? ¿Marcelo Ebrard, si queda fuera de la competencia en Morena?
¿Hay tiro, como dijo Marko Cortés, líder del PAN?
Podría haberlo, porque también falta sumar los millones de electores cada estado aporta.
Y saber quién tiene o tendría más.
Y porque no debe olvidarse que en 2021 CDMX y Edomex significaron un fracaso para Morena y Andrés Manuel.
Tampoco pueden cantar victoria desde ahora.
Pero no se ve fácil para la alianza.

No será fácil.
QUIRINO, PAVLOVICH, FAYAD Y MURAT
La imagen es ofensiva.
Confirma que para ser político no deben tenerse escrúpulos ni principios. Quirino Ordaz Coppel es desde ayer el embajador de México en España.

El ex gobernador de Sinaloa con los colores del PRI recibió su premio por buena conducta.
Por entregar el estado.

Así como Claudia Pavlovich, en Sonora.
Y así será, lo dijo Andrés Manuel con Omar Fayad y Alejandro Murat.

Cuestionado por uno de los paleros de la mañanera sobre el futuro de
ambos, López Obrador dijo que sí se dará chamba a ex gobernadores.

No dijo nombres, pero sí que tienen experiencia para el exterior.
O hasta en el gabinete.
Y los dos entregaron sus estados: Hidalgo y Oaxaca.
Así les convenía.
Como dice la maña:

-Plata o plomo.
Vámonos: Se lo dije: no haga caso a López-Gatell, use el cubrebocas. Ya estamos en la quinta ola. Disparo de contagios, no de hospitalizaciones ni de muertes. Ni que México fuera una isla u otra galaxia.
amontoya@ova.com.mx @albermontmex