Padierna, Chíguil y Quintero, candidatos impresentables; se acabó la foto a vacunado

Movimiento Regeneración Nacional (Morena) ya tiene candidatos para catorce alcaldías capitalinas.

En la lista repiten al menos siete -faltan Coyoacán y Cuajimalpa, donde el PRD, PAN y PRI mandaban al iniciar el trienio, hasta que Manuel Negrete, alcalde coayacanense, traicionó y se transformó en moreno -, para mantener el control de la ciudad.

Andrés Manuel López Obrador palomeó a tres impresentables: Dolores Padierna Luna, en Cuauhtémoc; Francisco Chíguil, en Gustavo A. Madero; y Armando Quintero, en Iztacalco.

Padierna Luna es actualmente diputada de Morena. Es esposa de René Bejarano, ex secretario de Andrés Manuel hace dos décadas, captado echándose hasta las ligas en los videos del argentino-mexicano Carlos Agustín Ahumada Kurtz, quien financiaba al Partido de la Revolución Democrática (PRD).

¿Lo recuerda?

El novio de Rosario Robles Berlanga, quien le dio obra pública cuando era jefa de gobierno en el Distrito Federal, presa hoy -ya no por mucho tiempo, porque cantará- por traicionar, precisamente, a López Obrador en los llamados videoescándalos.

Mario Delgado Carrillo, líder de Morena, dio a conocer ayer los resultados de las presuntas encuestas que nadie conoce ni conocerá y en las que ¡bingo! ganaron los mismos de siempre.

Catorce días antes de que se cumplan trece años de la muerte de nueve jóvenes y tres policías en el antro New’s Divine de Eduardo Molina, Francisco Chíguil Figueroa buscará reelegirse, y seguramente lo conseguirá, en Gustavo A. Madero.

Chíguil Figueroa era delegado en 2008 ahí mismo cuando se llevó a cabo el operativo en New’s Divine, donde sucedió una de las más grandes tragedias en la historia capitalina.

Tras deslindarse y soltar unas dos o tres lágrimas de crocodile -cocodrilo- renunció.

En 2018 volvió, impulsado por el efecto López Obrador, y hoy busca la reelección.

No tienen vergüenza.

Joel Ortega, entonces secretario de Seguridad en la capirucha, dijo que el delegado sabía del operativo, lo que siempre negó.

Es compa de Alejandro Encinas, subsecretario de Gobernación; Martí Batres, senador; y de otro impresentable: Armando Quintero.

El hermano de José Guadalupe Quintero, líder de los taxistas piratas llamados Panteras, que, finalmente, consiguieron placas para sus unidades, ha ido de la mano de López Obrador siempre.

Ya fue delegado ahí, en Iztacalco, de 2003 a 2006, en el sexenio de Andrés Manuel en el gobierno capitalino.

Es un auténtico cacique en la alcaldía, donde integró la tribu en el PRD -de ahí brincó a Morena, como decenas- Unidad y Renovación, desde donde presionaba para conseguir ventajas y cargos.

Con Marcelo Ebrard fue titular de la Secretaría de Transporte y Vialidad (Setravi), lo que aprovechó su hermano pantera.

En Azcapotzalco, Vidal Llerenas Morales; en Iztapalapa, Clara Brugada Molina; en Contreras, Patricia Ortiz Couturier; en Miguel Hidalgo, Víctor Hugo Romo Guerra, y, en Xochimilco, José Carlos Acosta Ruíz buscan repetir.

En Venustiano Carranza, donde Julio César Moreno volteó bandera hace unas semanas y brincó cual chapulín sinvergüenza a Morena, envían a Evelyn Parra Álvarez, actualmente becada en el Congreso.

 

#PresidenteRompaElPacto

A propósito de impresentables, ayer fue tendencia en twitter el hashtag #PresidenteRompaElPacto, en clara referencia a la candidatura de Félix Salgado Macedonio en Guerrero, pese a las acusaciones de presunto abuso sexual.

El pueblo lo hizo ganar la encuesta, dice el presidente.

 

Se acabó la foto a vacunado y su credencial

Andrés Manuel negó ayer en su conferencia matutina que la campaña de vacunación contra Covid-19 se utilice con fines electorales.

Que hasta le ofende siquiera una insinuación.

Pero, entonces y como le dije ayer, ¿para qué diablos se toma la foto del vacunado y de su credencial de elector?

En la nocturna de Palacio, Hugo López-Gatell Ramírez, zar antiCovid, dijo que no es un requisito tomar la foto y que tampoco se puede negar la vacuna si el ciudadano o ciudadana se niegan a ésta y a que se copie su credencial del INE.

Y aseguró que ya no se hará.

Entonces ¿para qué hacer cosas buenas que parezcan malas?

 

Trife avala a AMLO

Por cierto, al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Trife, para los compas) dio la razón a Andrés Manuel: puede hablar de las elecciones en su mañanera.

 

Vámonos: Que sea obligatorio un 15 por ciento de películas mexicanas en los cines. Promueve Ricardo Monreal en el Senado.

Juan Arvizu, columnista político, otra víctima de la fallida estrategia. Descanse en paz. Abrazo a su familia.

 

albermontmex@yahoo.es        @albermontmex