Por eso ‘les ganan’

Gustavo Mares

El tiempo sigue su marcha y aunque se comenta que el cuerpo de abogados de la México trabaja para revertir el amparo que una asociación civil promovió contra la alcaldía Benito Juárez con lo que se impide la celebración de festejos taurinos en el coso grande, los encarga- dos de manejar las riendas de la plaza han olvidado a los aficionados, que están ávidos de alguna noticia. Pero éstas brillan por su ausencia.

Para nadie es un secreto que el periodismo taurino va a la baja. Hace no mucho tiempo, los grandes diarios de circulación nacional, tanto de información general como de deportes, tenían secciones taurinas especializadas. Hogaño, son apenas un par de periódicos de gran prestigio los que mantienen informada a la afición taurina.

En las redes sociales y en la web tampoco hay demasiados espacios enfocados en promover la fiesta brava de manera fidedigna. Muchos de los espacios que hay son manejados por personas ajenas al periodismo, improvisados en una palabra. No se enfocan en ‘informar’ sino que su único afán es ‘promocionar’ para recibir a manera de dádiva un par de boletos para la función.

Los expertos en el tema de la comunicación aseguran que ‘no hay publicidad mala’, pero las nuevas generaciones de promotores taurinos no lo ven así. Por lo menos la gran mayoría.

En el caso de la Plaza México resulta dramático, por- que tanto aficionados como los medios de comunicación, no encuentran una fuente confiable de información, lo que lleva a la prensa seria a omitir el tema, pues siempre será mejor ‘perder una noticia a ganar un rumor’. Pero hay quienes potencian rumores que a la larga dañan el espectáculo taurino.

Lo malo es que los aficionados a los toros paulatina- mente han posado sus ojos en otros espectáculos en los que se sienten arropados por los organizadores.

La imposibilidad de montar festejos taurinos en la México dio al traste con la Pamplonada que se tenía prevista para celebrarse en julio. Como pinta el panorama tampoco se montará la corrida de toros y la novillada que se tenían programadas para septiembre.

Con las puertas de la Plaza México cerradas a la actividad taurina, los pocos ‘clientes fijos’ que tenía el coso grande han tenido que emigrar a otros escenarios en el mejor de los casos, pero otros tantos han dejado de lado su afición a las corridas de toros, porque no hay oferta. Dicen que ‘santo que no es visto, no es adorado’ y eso es justamente lo que acontece hoy mismo con el coso taurino más grande del mundo y peor aún, con la fiesta brava en la capital de nuestro país.

Mientras los profesionales de la tauromaquia guardan un silencio pasmoso en el tema, los antitaurinos, a pesar de todo, siguen gritando a los cuatro vientos que la tauro- maquia en la capital se extinguió.

Les pasa de noche a los profesionales que hay un sector de la población que han olvidado: las personas a las que les da igual la tauromaquia. Este grupo se ha pronunciado en contra de que políticos oportunistas les dicten a dónde ir o qué les debe gustar.

Ese nicho de potenciales consumidores ni siquiera son tomados en cuenta y pueden ser factor fundamental.

Para finalizar, la pregunta de la semana: ¿Habrá temporada grande con todo y derechos de apartado?

www.torosyfaenas.com.mx twitter: @tavomares1